Rango Finito

fotoscódigoobservatorioshermanocerdo temas juegos

17

diferencias.resultados.participacion

Un problema de las denuncias de Uribe usando conteo de votos como un indicador de fraude es que no toma en cuenta que el total de participación también aumentó. Para hacer un análisis mínimamente serio sería importante considerar la diferencia de resultados como porcentajes del total de participación en cada vuelta. Esto daría una medida más justa del ascenso de los candidatos en los diferentes municipios. En esta gráfica calculo este valor para ambos candidatos y lo comparo con el cambio en la participación (como porcentaje del potencial electoral). Ambas nubes son relativamente similares salvo por ligeras diferencias regionales como un repunte de Santos en la costa caribe y el suroccidente y un repunte de Zuluaga en el nororiente. Otro punto clave es que Zuluaga perdió fuerza (diferencia de resultados negativa) en muchos más municipios que Santos). En todo caso, muy probablemente es posible encontrar ejemplos de saltos notables de votación para Zuluaga en Santander similares a los que Uribe denuncia para Santos en la costa como prueba de fraude (aunque en ese caso me imagino que la interpretación de Uribe será que el sentir popular motivó a los votantes independientes (“de opinión”) para apoyar al señor Zuluaga). En el gráfico de cajas a continuación presento las distribuciones de cambios de resultado para ambos candidatos para cada región. La pelea fue pareja pero entre Bogotá, sobre todo Bogotá, y la costa le dieron a Santos la victoria:

cajas.regiones.dif.resutados

En Foco Económico, Nicolás Idrobo y Pablo Querubín publicaron este análisis sobre los resultados de las elecciones utilizando algunos de los datos que recopilé. Vayan y lean.

16

diferencia.resultados

Para cada municipio tomo el total de votos depositados y para cada uno de los dos candidatos calculo la proporción de votos que le corresponden (un número entre cero y uno). Lo hago en primera y segunda vuelta por separado y después resto el valor de primera vuelta del de segunda vuelta. El resultado es un número que, para cada candidato, me dice cómo mejoró (o empeoró, si es menor que cero) su resultado en el municipio. En el gráfico están las distribuciones de estos valores para los dos candidatos de la segunda vuelta. Los puntos sugieren potencial electoral de los municipios. La caja difuminada es la representación tradicional de distribuciones de valores numéricos. Los colores son las regiones que usa el Banco de la República.

15

Esta gráfica se podría llamar “Por qué Santos ganó”:

diferencias.participación.segunda

Y aquí está la tabla con el conteo de votos a nivel municipal hasta donde va a las 11:30pm de hoy.

A ver en qué termina ese tal proceso de paz.

14

Por estos días escribo en Mundo Pelota, un blog colectivo que Óscar organizó y montó para echar carreta sobre el mundial. Continuando con la tónica cuantitativa que llevo desde hace unos meses, he bajado datos de jugadores de WhoScored.com y pienso ir armando pequeños gráficos estáticos (y tal vez alguno interactivo) a medida que se acumula información con cada serie de partidos. Por lo pronto he escrito algo sobre el índice de masa corporal de los jugadores y algo sobre duelos aéreos y estatura. En el blog la categoría de estos ejercicios será Cuentas Alegres. Más adelante subiré los datos y código a este repositorio de GitHub.

7

Porque Alejo lo pidió: la diferencia con el líder etapa a etapa para el top 10 de la clasificación general del Giro d’Italia:

top10-cuadrado

6

Creo que pienso más en Colombia de lo que debería.

Alguna vez Alejo me dijo que Colombia, como tema, sólo existe en el exilio o algo así. Que en realidad en la vida cotidiana, en la experiencia del país, Colombia no es nunca un tema para nadie que lo habite. De pronto estoy tergiversando lo que me dijo. Fue hace miles de años.

El miércoles estaba una mujer colombiana en la piscina. Tenía las facciones y acento de bogotana de clase alta. Jugaba con su hijo gordito y rubio. Cuando me oyó hablar en español a su lado se alejó incómoda. A veces eso es Colombia también: esa distancia esencial, la identidad que parte de la desconfianza en el igual.

Hace poco le decía a Luis que tal vez lo correcto, de poder votar, sería entregarle mi voto a los amigos que viven allá. Proponerles que decidan ellos por quién voto y aceptar su decisión. Lo que pase allá los afecta mucho más a ellos que a mí. Desde acá (este momento y este lugar) me cuesta cada vez más entender realmente qué pasa. Es complicado diferenciar los anuncios constantes de crisis inminente de la angustia sincera que algunos expresan, o sopesar su optimismo ocasional.

El contacto que me permiten los medios digitales es intenso pero engañoso: su flujo es modulado por los oleajes emocionales más potentes. El rumor de la vivencia se pierde entre los gritos consternados, alegres o indignados, entre los sentimientos más manipulables y explosivos. Es como estar en la tribuna de un estadio deportivo de espaldas a un partido eterno, viéndolo sin verlo y con una comprensión cada vez más escasa de las reglas del juego.

1

Los colombianos Nairo Quintana y Rigoberto Urán lograron primero y segundo puesto en el Giro d’Italia. El ciclismo me interesa casi cero, pero no me aguanté la tentación de armar una tabla con los tiempos acumulados etapa a etapa usando los datos disponibles en la página oficial del Giro.

Aquí está la diferencia en segundos con el líder para los corredores colombianos:

Colombianos Giro d'Italia 2014

Aquí está la diferencia en segundos con el líder para todos los 196 corredores:

Diff Leader Giro d'Italia 2014

Finalmente, velocidades promedio de los colombianos para cada etapa (con cajas de distribución de las velocidades promedios de todos los competidores atrás, para comparar):

velocidades.promedio

En todos los gráficos, clic para agrandar.

Dejo la tabla en el repositorio para que otros con más interés y conocimiento la aprovechen.

31

La plataforma de cursos masivos en línea de MIT y Harvard liberó algunos de sus datos (para 2012 y 2013) esta semana y en twitter vi a Gabriel Florit haciendo un gráfico para comparar la (dis)paridad de género (la razón entre mujeres y hombres) dependiendo del país. Inspirado por ese gráfico generé una gráfica similar que compara la misma (dis)paridad de género dependiendo del curso:

gender.parity.course

Si se toman todos los estudiantes registrados en la base de datos, hay 142.795 mujeres y 411.520 hombres (29.000 más no responden). Es decir que la disparidad de género total está alrededor de 0.35. Sin embargo, cuando se diferencia por cursos surgen preferencias muy fuertes dependientes del género y consistentes con los prejuicios tradicionales sobre lo que se supone que son temas de hombres y de mujeres. No sobra resaltar que en estos cursos no hay ningún tipo de filtro de ingreso así que quien está registrado lo hace por voluntad propia y sin ninguna restricción. Esto hace todavía más diciente (y preocupante) la brecha que se observa.

La siguiente pregunta obligada es cómo le va a los estudiantes dependiendo del género en cada uno de los cursos:

gender.grades.course

Así, aunque hay preferencias marcadas por temas de acuerdo a género, en el desempeño dentro de los cursos estas diferencias se desvanecen. Una vez dentro de los cursos, hombres y mujeres obtienen resultados muy similares, como es de esperarse.

28

En el anterior gráfico me dio la impresión de que la diferencia de abstenciones confundía más de lo que ayudaba así que aquí va uno en el que uso en su lugar la abstención para las presidenciales (en porcentaje sobre el potencial electoral a nivel municipal). Describen fenómenos ligeramente distintos pero relacionados. El efecto es similar:

Diferencia en resultados y abstención

Clic para agrandar. Agregué colores y tamaños a los municipios de acuerdo a su potencial electoral.

28

Otra gráfica sobre cómo la abstención afectó a Santos pero no a Zuluaga:

diferencias

La diferencia de abstenciones es la substracción de las abstenciones sobre el potencial electoral (a nivel municipal) para legislativas y presidenciales. La diferencia de resultados es la substracción de los resultados sobre el total de votos depositados (a nivel municipal) para legislativas y presidenciales. En las legislativas, usé los votos de La U y Cambio Radical sumados como votos de Santos y apenas los de Centro Democrático como votos de Zuluaga.

Es decir, en los lugares donde votó menos gente en comparación con las legislativas a Santos le mejoró la proporción de votos, pero en los lugares donde votó más o menos la misma o más gente Santos salió perjudicado. En cambio con Zuluaga parecería que la diferencia de abstención está desconectada de la diferencia de resultados entre las legislativas y las presidenciales. Una pregunta es qué pasa si en esos lugares donde a Santos le fue bien (por escasez de votantes) se reduce la abstención: hacia qué lado apuntarán esos votos.

Otra cosa notable es la cantidad de municipios donde Santos redujo su votación comparados con uno solo (Providencia) donde Zuluaga sacó menos votos (en porcentaje sobre el total de votos depositados) de los que acumuló Centro Democrático en las legislativas.

27

La gracia de los sistemas políticos democráticos es que permitan la coexistencia de opiniones diferentísimas dentro de un contexto donde se pueda discutir y llegar dentro de lo posible a acuerdos. Entre más diverso el espectro de posiciones representadas, menos probabilidad de que se imponga alguna ideología maximal.

Cuando bajo presión se pretende colapsar el espectro y forzar que tome una forma y cardinalidad determinadas se atenta directamente contra ese principio esencial. La polarización, el caso más extremo de colapso previo a la dictadura, pretende que todo participante (tanto representantes como electores) tome partido en una de dos direcciones mutuamente excluyentes bajo discursos (y ocasionalmente amenazas veladas) que convierten al opuesto en agresor. Quien rehusa someterse a la disyuntiva forzada es presentado como un agresor doble o cripto-oponente (esgrimiendo la premisa de que el que calla (o no toma partido) otorga (¿A quién? Al otro)).

Ayer la senadora electa Claudia López expuso en varios medios su decisión de no respaldar ni a Zuluaga ni a Santos en la segunda vuelta (lo mismo, por cierto, dijo Antonio Navarro). Aunque Santos le parece preferible a Zuluaga, López no se siente capaz (por la razón que sea) de apoyar con su voto al candidato presidente. Tras anunciar su posición y darle consejos a Santos para fortalecer su candidatura, López ha sido obviamente tachada de traidora, paraca y uribista en las sombras, entre otras delicias. Varios declararon con vehemencia imbécil que si Santos es derrotado será responsabilidad de López.

Y es como si olvidaran cuál es el papel de López y por qué fue elegida. López no estará en el Senado para servir de palanca sino como barrera de contención. Su trabajo desde hace varios años se ha concentrado en una oposición muy seria, fiera y frentera de ese bloque de políticos que inicialmente respaldaron y coronaron a Uribe y ahora (al menos parcialmente) sostienen a Santos. Quienes le piden a Claudia López que se declare temporalmente santista para prevenir el ascenso de Zuluaga están esencialmente pidiéndole que renuncie a su independencia, a su razón de ser en el congreso como garante incómoda de que esa diversidad de opiniones deseable no sea completamente aplanada por el juego mezquino de poder entre Uribe y Santos.

Lo importante es que cada cual pueda votar por quien quiera (no importa la razón) o incluso, si así desea, no votar. Eso es lo que es necesario defender si de verdad el propósito es fortalecer la tal democracia.

26

Me gustó mucho el texto sobre Gabriel García Márquez que Carolina Sanín publicó en Arcadia:

De García Márquez no sabemos ni debemos saber más que lo que nos ha sido dado saber de Homero. Ninguno de los dos fue un personaje ni fue una persona. No puede serlo ningún autor épico, ninguno que ha recibido la misión de cifrar y descifrar un pueblo y una cultura. La obra de Gabriel García Márquez es la manifestación de la verdad y del secreto del Nuevo Mundo, así como la de Homero es la manifestación de la verdad y el secreto de la civilización griega.

26

La escena más poderosa de Her es esa en la que el protagonista descubre que el sistema operativo del que está enamorado dejó de funcionar y sale corriendo de su oficina desesperado quién sabe para dónde, tal vez para la casa, y a la salida del edificio donde trabaja se tropieza y sale volando en una caía aparatosísima que parece imposible de fingir. Esa carrera y esa caída condensan en menos de veinte segundos toda la mierda sentimental dura que la película nunca aborda de frente pero que acecha detrás de esa soledad que el tipo lucha con tanto esfuerzo por preservar pura.

Por esa caída nomás Joaquin Phoenix (¿a qué horas se convirtió en ícono indie, por cierto?) ya merecería varios premios.

26

Miremos más de cerca la abstención. En particular, miremos la diferencia entre la abstención de las legislativas y la de las presidenciales. Esa puede ser una buena medida del margen de maniobra que tienen ambos candidatos.

Primero una gráfica de las distribuciones de la diferencia de abstenciones a nivel departamental (entre más alta la diferencia, más gente se abstuvo de votar en las presidenciales).

diff.abs

La clave aquí, creo, es notar la distancia entre el cero y las barras correspondientes a los departamentos de la costa. Todo ese espacio se puede reducir con suficiente motivación para cualquiera de los dos lados. La estructura política que organiza esos votos debe estar gustosa esperando propuestas.

¿Y cómo le fue a Santos y Zuluaga en los municipios dependiendo de la diferencia de abstención?

porc.votos.diff.abs

Lo que esta gráfica sugiere es que Santos tendió en esta ronda a ser más fuerte en los municipios con alta diferencia de abstención. Una primera apuesta sería a que en una segunda vuelta esta fortaleza se consolidará, pero perfectamente puede pasar que los votos dormidos de esos municipios sean capturados por Zuluaga. No están para nada casados con Santos. Y como dice Juan Manuel (Caicedo), la gente tiende a apoyar al que va ganando.

26

Dividiendo los municipios de acuerdo a la diferencia entre los votos de Santos y los de Zuluaga (igual que acá), esto fue lo que pasó ayer:

votos.municipios

Añadí los votos en blanco y también el número de abstemios (?) porque todo eso hará parte del juego electoral. El 40.17% de los potenciales votos están en municipios donde Santos tiene ventaja. El resto (59.82%) están en municipios donde Zuluaga tiene ventaja. El proselitismo a nivel muy local será decisivo en lo que viene. Por eso podría ser clave considerar esta clasificación de los municipios como punto de partida para el diseño de una estrategia de campaña hacia la segunda vuelta.

Por comparar, repito el gráfico correspondiente a las elecciones al senado:

cd.v.lu.votos

Toda la ventaja que parecía que Santos y Vargas Lleras tenían como equipo se refundió.