Creo en la resurrección de los muertos y la gran fiesta de la putrefacción eterna. Creo que todos sabremos qué hacer cuando llegue El Momento. Creo en el hombre que bajó de la montaña con un mensaje del Señor. Creo en todas las versiones de ese mensaje. Creo que alguna vez ese hombre fui yo. Creo que el arrepentimiento no es suficiente: La Redención proviene del servicio y la reparación activa. Creo en cualquier dios o demonio que prometa más que perdón y castigos. Creo en el poder que ciertas personas tienen para tranformar nuestros destinos. Creo en el valor de La Amistad. Creo en El Satori como estadío último del Ser. Creo en El Ser como estadío último de La Nada. Creo en La Nada como principio destructor. Creo en El Auryn, en el poder conjuratorio de los deseos y en la energía curativa de los gatos. Creo en las artes adivinatorias. Creo en la existencia de un mundo que no depende de mí. Creo en La Revelación que vino del cielo. Creo en la realidad de las abstracciones. Creo que hay ciertas personas destinadas a la grandeza. Creo que la mayoría de ellas muere antes de alcanzar su destino. Creo en La Verdad y La Bondad. Creo en la estructura subyacente. Creo en los eventos de probabilidad nula. Creo en El Plan.