Donde se propone la hipótesis de que el conflicto central en Star Wars surge no de un desbalance de la fuerza sino del inconveniente de que un criado de baja ralea, prácticamente un esclavo, tenga más midiclorias por centímetro cúbico de sangre que el consejo Jedi entero. Esto es inaceptable. La trama, por tanto, sugiere de modo sutil que su falta de casta es la razón que justifica su inestabilidad/debilidad moral/emocional. Esta lectura es corroborada por el hecho de que el simple cruce con sangre real produzca dos hijos virtuosos, prácticamente inmunes al lado oscuro (incluso cuando uno de ellos es criado en condiciones de pobreza evidentes), sin rastro alguno de la peligrosa naturaleza “caótica” de su padre.