A raíz del relato de DeWitt, Jaime me hizo caer en cuenta de lo siguiente: en tanto que el Test de Turing es relativo a la inteligencia del ser humano promedio (o sus capacidades cognitivas, o lo que sea), si esta medida se reduce lo suficiente puede llegar un momento cuando el Test de Turing se torne trivial. ¿Qué nos garantiza que la inteligencia humana es más o menos estable en el tiempo o por lo menos no decreciente?

Alan Turing cuando era feliz.

Otra posibilidad, más aterradora: es posible que aunque la inteligencia humana no decrezca sustancialmente, la civilización avance en una dirección en la que los protocolos sociales se normaticen tanto como para que sea sencillo programarlos en máquinas.

Al principio pensé que era un chiste pero ya no estoy tan seguro de que sea un chiste. Si es un chiste es uno bien-bien oscuro. Seguro que Turing se pondría triste. Yo también me pongo triste a veces por cosas así.