El mundo es de los asesinos.