Ayer hicimos falafel para Laia con garbanzos y lima beans. Hace días que está empecinada en comer con la mano y no es tan fácil encontrar cosas que podamos ofrecerle diferentes de frutas, pan y arepa. Mónica los hizo alargados, como pequeños chorizos, para que los pueda agarrar y morder fácilmente. Hoy cuando volvimos de la piscina le di el primero. Se lo comió entero. Estaba dichosa. Predigo que se convertirá en su pasabocas favorito.