¿Por qué las compañías de cosméticos siguen haciendo champú para adultos que irrita los ojos si ya hace varias décadas que Johnson y Johnson descubrió la fórmula para un champú que no lo hace? ¿Para qué quieren que cerremos los ojos mientras nos duchamos? ¿Qué intentan ocultar? ¿De qué trampa capitalista nos distraen? Sospechen por principio de todo producto que los obligue a cerrar los ojos al usarlo.

No más lágrimas
Anuncio del champú “no más lágrimas” de Johnson & Johnson de 1956.