Laia me da besos en la nariz y también abrazos. Espero seguir recibiéndolos con regularidad durante toda la vida que me quede.