Nevó todo el día. Apenas hizo frío. Sólo nevó y la nieve se acumuló en los andenes sin control. Durante mi primer invierno hace doce años vi personas que salían a la calle en tenis. Parecía una locura absurda. Hoy fui al supermercado en tenis, hundiendo el pie entre la nieve blanda a cada paso. No es tan terrible en realidad. Hace doce años era un muchacho muy prevenido y temeroso.