Los más educados es un pequeño documento interactivo en desarrollo, una herramienta, si se quiere, para pensar los resultados de las pruebas Saber 11 a nivel regional. Todavía no está terminado pero ya hay suficiente para jugar.

El viernes Jorge me escribió con la idea, era realmente sencilla: aparentemente no hay un documento oficial donde el Icfes discuta los resultados de los exámenes a nivel municipal. Y menos centrándose en los colegios públicos. Son dos restricciones fáciles de implementar. Después bastaba hacer algo de estadística descriptiva elemental para mirar los datos e intentar sacar preguntas de ahí. El propósito es que sea algo fácil de leer y usar. Más para la gente que para académicos. Ojalá que promueva una discusión pública del estado de la educación estatal que supere la fase de los “cien mejores colegios” y haga que los gobernantes y funcionarios regionales sean responsabilizados de los resultados de los colegios en su jurisdicción.

A veces pareciera que los colegios públicos no le importan a nadie. Como son públicos entonces pocos los consideran propios. La gente que decide cosas en Colombia por lo general estudió en colegios privados (para ilustrar, aquí hay una gráfica del número de estudiantes de último grado en colegios públicos y privados por “estrato” en 2011). En los círculos sociales de mis amigos nadie tiene hijos estudiando en colegios públicos. Es considerado medio impensable. Es crucial encontrar estrategias que superen las buenas intenciones para revalorar los colegios públicos y que recuperen el prestigio que alguna vez tuvieron (aquí hay una iniciativa seria y bien argumentada en esa dirección). El descuido social y gubernamental en el que se encuentra el sistema de colegios públicos lo ha convertido en un generador de exclusión social financiado con impuestos en lugar de ser el promotor de movilidad social que le corresponde. Un primer paso para devolverles su importancia es seguir atentamente su desempeño.

Es obvio que los resultados de los exámenes de estado no son un indicador contundente de lo que quiera que sea la “calidad de la educación”, pero pueden ser usados como un primer criterio a la mano para medir el impacto de políticas públicas. Lo ideal sería repetir este ejercicio regularmente y difundirlo tanto como se pueda.

El código en R para calcular los gráficos y tablas está disponible en este repositorio. Está desordenadísimo pero supongo que puede ayudar a alguien que quiera hacer gráficas similares. Si tengo tiempo intentaré pulirlo durante las próximas semanas, a medida que añado más información al documento.