Quién sabe cuál será el criterio con el que la gente elige la foto del muerto que acompaña el obituario que publican en el periódico. Usualmente son fotos sonrientes pero no siempre son recientes. Mi estimado es que una de cada dos fotos de obituarios de personas ancianas fueron tomadas hace menos de dos años, el resto varía: junto a la noticia de la muerte de una mujer que nació en 1920 sale la foto de una señora de treinta años con un peinado de época. A veces eligen fotos de infancia. No hay patrón.

*

Hace poco murió Jerry Roberts, el último miembro del equipo de criptoanalistas ingleses que combatieron a los Nazis durante la guerra. Hoy en The Globe and Mail había una nota sobre él. Era un lingüista de esos que parecen salidos de novelas de Javier Marías: un académico más bien gris especializado en francés y alemán que terminó reclutado por inteligencia británica. Sólo hasta hace muy poco se reveló su contribución: co-dirigió el equipo que rompió el código de la máquina Lorenz.

*

Hoy murió Gabriel García Márquez, el último escritor colombiano.