Es muy difícil leer los datos que ofrecen estas “visualizaciones” sobre la situación de los palestinos en territorios bajo el control israelí. Es extraño cómo se ha popularizado ese estilo de “visualizaciones” con un diseño moderno donde los datos principales se pierden entre la mezcla de texto y gráficas supuestamente atractivas.