Bueno este comentario sobre El Principito. Nunca lo había pensado como una fábula de la guerra. Me gusta esa idea.