Me gustó mucho el texto sobre Gabriel García Márquez que Carolina Sanín publicó en Arcadia:

De García Márquez no sabemos ni debemos saber más que lo que nos ha sido dado saber de Homero. Ninguno de los dos fue un personaje ni fue una persona. No puede serlo ningún autor épico, ninguno que ha recibido la misión de cifrar y descifrar un pueblo y una cultura. La obra de Gabriel García Márquez es la manifestación de la verdad y del secreto del Nuevo Mundo, así como la de Homero es la manifestación de la verdad y el secreto de la civilización griega.