En la versión cinematográfica de Serial el programa genera una presión social inmensa para que se reabra el caso de Adnan Sayed, la gente simpatiza con el muchacho, el caso se reabre y Sayed sale libre pues se demuestra, como sugiere el programa, que no hay pruebas concluyentes en su contra. El programa, por supuesto, es considerado un hito del periodismo investigativo responsable y activo y recibe todos los premios. Una vez libre, sin embargo, Sayed busca a Sarah Koenig, la creadora del programa, y la mata. Después se entrega voluntariamente a la policía.