A veces me gustaría ser un árbol en un parque y tener su paciencia y su silencio. O tal vez una tortuga. Tiendo a evadir silencios tanto internos como externos. Creo que les tengo miedo. Entre el ruido en cambio me siento protegido aunque me aturda.

Sería bueno ser un árbol. Además no tendría que volver a entrar jamás a un baño.