Cambiaron la distribución de puestos en la oficina y ahora tengo un escritorio con ventana a la torre. Siempre parece como si estuviera a punto de despegar.