Esa escena de El abrazo de la serpiente donde todos corren despavoridos y saltan al río porque vienen los colombianos que nunca se ven, son solo el ruido de las balas. Con esa me quedo.

Theodor Koch-Grunberg
Theodor Koch-Grunberg en una entrevista.