Suena Yoshimi Battles The Pink Robots y Laia se acerca sonriendo adonde estoy sentado y me dice “¡Papa, esa es la canción de nosotros!”. Después me cuenta detalles del concierto de Flaming Lips al que la llevamos durante el verano: las luces, los hongos y arcoíris bailarines en el escenario, la lluvia de papeles de colores. Lo recuerda muy bien. Mucho mejor de lo que pensaba que lo recordaría. Su memoria me emociona. “Me gusta la canción de nosotros, papa”, dice al final y se aleja bailando. Ni se imagina ella lo de nosotros que es toda esa música.