Creo que ya estoy mejor. No canto victoria, soy humilde: fui vencido. El virus me permitió vivir porque me necesita para un propósito más alto. Ahora soy su siervo. Espero instrucciones. Me honra que se fijara en mí. Pocas se fijan en mí. Tal vez debería bañarme más a menudo.