Tuve la idea de una película sobre un ninja alcoholizado que termina viviendo en las calles de Tokio en una de esas carpas hechas de plástico azul debajo de algún puente. La película arranca en una casa de empeño donde el ninja deja su katana para financiar la bebida. Inicialmente la concebí como una película de acción pero más adelante en el trayecto en la bicicleta pensé que sería más justo con el personaje y su pasado oscuro que fuera un drama tal vez con redención trágica al cierre. Además así se hace más fácil diferenciarla de Ghost Dog. La película se enfocaría en el encuentro de un hombre con sus debilidades, la consecuente renuncia a cualquier tipo de ambición y la imposibilidad del recuperar la humanidad perdida. Todo eso muy en abstracto. No tengo claro cuál sería su conflicto central.