Llegamos a Tiny, Ontario, ayer por la noche. La casa, un mausoleo inmenso para honrar la memoria de un caballo perdido, está plantada en el medio de un bosque. Cada parte de la casa recuerda al caballo a su manera. Desde el balcón vemos la Georgian Bay. Estaremos un par de días por acá.