Por estos días trabajo con frecuencia al aire libre en el techo de la oficina junto a Jasna y George. A veces hablamos tonterías pero por lo general simplemente nos concentramos en nuestros respectivos proyectos. A George le gusta opinar y a mí discutir. Somos un buen equipo en parte por eso. Jasna se conecta y desconecta de las discusiones con sus audífonos y teclea mientras baila. Es un placer verla bailar.