Ya no le tengo tanto miedo a vivir. Lástima que le agarrara el gusto tan tarde.