Anoche llegó Ayhan. No lo veía hace cinco o seis años. Hoy lo llevé a visitar la estatua de Bolívar en Trinity Bellwoods. Como yo, Ayhan es un bolivariano radical. Mañana estaremos en una conferencia para celebrar el trabajo de Lou van den Dries. Será una semana curiosa, de muchos encuentros con personas que hace mucho tiempo no veo.