Dos semanas largas de visitas me dejaron cansado pero agradecido con los amigos que tengo. Me gustaría, eso sí, tenerlos más cerca.