Tuvimos una noche a María Lucía, Simón y Ueo en la casa. Continuaron su viaje hacia Colombia esta madrugada. Volverán en septiembre por otra noche más. Así funcionan las amistades en este mundo expansivo donde nadie está plenamente en ningún lugar.