Llegó la hora de renunciar a la serie diaria y numerada. Era un propósito últimamente insostenible. No sé qué pase ahora.