Aquí siguiendo el ejemplo de Sergio. Poca ficción. Arranqué el año con The Invention of Nature, un libro sobre Humboldt. Ese libro determinó buena parte de mi ruta de lecturas durante el resto del año. Leí varios libros sobre exploradores detallados: Views of Nature, Walden, The Death and Life of American Cities, After Nature, Walking Ghosts, One River, The Big Short, The Undoing Project. Thoreau fue el más difícil de leer pero también el mejor (en estilo y sustancia), tal vez porque no escribía para vender sino para entenderse y compartir lo (poco) que entendía. En cómic releí MIND MGMT de Kindt y sigo por fasciculos Black Hammer de Lemire et al. Hace un mes corto leí La Saga de los Metabarones de Jodorowsky y Giménez, me la debía. También leí unos cuantos libros de fantasía, entre ellos Rapture, el cierre de la trilogía Bel Dame Apocrypha de Kameron Hurley. Intenté leer el de Svetlana Alexievich sobre Chernobyl pero me pareció pesadísimo. Dentro de los libros que leí por la noche con Laia mi favorito fue A Monster Calls. Mi libro técnico favorito de este año fue Statistical Rethinking, de McElreath. Ahora mismo leo Thinking Fast and Slow de Kahneman (Michael Lewis me antojó). Planeo cerrar el año con alguno de Sebald, tal vez Austerlitz. El 31 de diciembre releeré From Hell (Ah, sí, empecé Jerusalem de Moore pero creo que lo dejaré para mi ingreso pleno en la crisis de los cuarenta).