Nunca he tenido muchas ganas de vivir.