Un beneficio adicional del asado con leña es que al día siguiente, durante la ducha, el olor a madera ardiente revive y se toma el baño por completo, flotando, tal vez, sobre las partículas de vapor.

Mis abuelos ya ausentes viven en mi memoria dentro de ese olor.