Estoy intentando retomar la costumbre de levantarme temprano y escribir un poco por las mañanas antes de que empiece la vida real. Anoche no dormí muy bien debido a esto, ya que me desperté varias veces pensando cada vez que ya era la hora de levantarse y descubriendo con frustración que estaba lejos de serla. En la vigilia subsecuente pensé en un episodio de ayer, en el ascensor del trabajo: dos personas se pusieron a hablar y tuve una de esas regresiones en las que me sorprendo de poder entender lo que dicen pese a que no hablan mi lengua. No olvido el inglés sino que olvido que lo entiendo y entonces me incomoda hablar por un rato después de eso. Creo que nunca me voy a acostumbrar a vivir en otra lengua.