Sigo con pereza de escribir acá. Ahora leo The Fifth Season, de N.K. Jemisin. Se supone que es de lo más excelso en ciencia ficción actual y por lo pronto no desmerece. El resto del fin de semana hice oficio, cociné un poco (tenía ganas del tradicional pollo guisado con papa que a mi mamá tanto le gusta, así que procedí), fui con la niña a la piscina y descansé. También estoy leyendo Starship Troopers despacito y otra cosa más que ahora no recuerdo así que no debe ir muy bien. Tal vez ya no la estoy leyendo de verdad y es hora de abandonar. Tengo ganas de leer sistemáticamente todas las novelas ganadoras de los premios Hugo. Ese puede ser uno de los próximos proyectos si la pereza no se interpone antes. A veces pierdo el entusiasmo para hacer ciertas cosas incluso antes de acumular el suficiente para empezar.