Aquí sigo aunque no parezca. Hoy llovía cuando volví a la casa así que llegué lavado. Se sintió bien. Edificante, podría decirse. A veces siento que no tengo suficiente paciencia con la niña. Quiero hacer un esfuerzo para mejorar eso porque me preocupa perder su confianza y aprecio. Y bueno, creo que eso es todo lo que tengo para hoy. No siempre puede haber palabras.