Se dictaminó que el cono persiste por una semana más. La recuperación sigue su curso, pero la doctora prefiere mantener una actitud cauta para prevenir lesiones. La gata lo lleva con la dignidad que le alcanza y lo contonea para ampliar su mundo mientras camina. Para compensar le damos comida especial. Mientras escribo esto descansa en mi pierna.