Vamos a acampar. Tal vez jamás volvamos. En tal caso no nos busquen: nunca pretendimos perdurar.