Mejor de salud, aunque ya con ganas del descanso de diciembre. Esta semana nevó y eso cambia de pleno el espíritu circundante. Sigo leyendo Carbon Ideologies de Vollmann. Espero poder escribir algo al respecto una vez termine si es que termino. Intenté con el nuevo libro de Carolina Sanín pero no me dio el ánimo. Durante la visita de mi hermana jugamos juegos de mesa por las noches. El favorito resultó ser Survive!, un juego viejo que alguna vez tuve cuando era niño y que redescubrimos hace cosa de un mes en una tienda donde presentaban la edición de treinta años como una novedad. Es sencillo y relativamente rápido. Enviamos a mi hermana de regreso a Barcelona con Patchwork, un juego para dos personas que siempre nos ha gustado. Hablando de juegos, ando con ganas de rearmar mi biblioteca de juegos de rol en preparación para los siete años de L. y su pandilla, cuando espero iniciarlas con alguna campaña fantástica. Ya veremos.