Rango Finito

fotoscódigoobservatorioshermanocerdo temas plots

accidentes

Pie

Tomo fotos a los niños del vagón que sirve de enfermería. Por el sufrimiento de los niños pagan más. Hay un niño pequeño con las piernas quemadas por la explosión de una hornilla de propano. Tiene las heridas abiertas. No es una imagen agradable. Se venderá mejor. Eso es lo que quieren. Al pie de foto explico: Su papá murió en el accidente. Su mamá lo atiende. No habla con nadie en el vagón salvo con el niño. Hablan en uno de esos idiomas viejos. Entiendo muy poco. Me recuerda el acento de mi abuela. El niño llora, dice que le duele. La mamá lo calma y le canta canciones que tal vez alguna vez fueron reconfortantes y apropiadas pero en su voz se ahogan. Por las noches, mientras el niño duerme, la mamá también llora. Nadie le canta.

Hay otros mundos

Montreal barrio a barrio en clave pseudomaya ¶ Jamás una pregunta tan vaga había tenido una respuesta tan (extrañamente) contundente ¶ Terence Tao promueve/defiende el poder de transferencia de la teoría de modelos (y aquí el artículo (pdf) de Shin Mochizuki donde supuestamente prueba la conjetura ABC (pdf)) ¶ Todas las fechas son recurrentes, pero hay unas más recurrentes que otras ¶ Tal vez la pelea contra Sergio Martínez desenmascare a la construcción mediática apodada Julio César Chávez Junior ¶ El “día del amor y la amistad” los homicidios se duplican en Bogotá (con respecto al promedio, supongo) ¶ Para demostrar el teorema fundamental del álgebra sólo se necesita álgebra lineal (pdf) ¶ Reporte final del accidente del vuelo AF447 (atención especial merece la transcripción (pdf) de la conversación entre los pilotos) ¶ Otra novela protagonizada por matemáticos ensimismados ¶ Qué seria es la revista Corónica ¶ Parece que las tetas no resuelven nada ¶ Se suponía que los complejos habitacionales serían la solución a las (temidas) villas porteñas ¶ Y a Jorge Salavert no lo convenció Ejército Enemigo.

“El problema es que todo es increíble” (Vía Colossal.)

Another Earth

¿Y si existiera una copia de mi mismo en otro lugar, una copia indistinguible de mí mismo que compartiera mi vida pero no fuera yo en tanto que… ¿Qué me define? ¿Quiénes somos exactamente? ¿En qué sentido somos únicos y en quién pensamos cuando pensamos en nosotros mismos? ¿Y si la identidad es de pronto una pluralidad de alguna manera explícita? Another Earth habla, creo, sobre la distancia con respecto a lo que somos y nos determina. Es algo en lo que no solemos pensar, pero cuando nos miramos y reflexionamos sobre nuestro estado individual en el universo necesariamente nos alejamos, asumimos una posición extraña en la que somos el objeto que piensa el objeto que se piensa. Nada impide que seamos varios. Que ese objeto sea sólo una versión posible entre otras, cada cual con sus particularidades pero al mismo tiempo unificadas bajo esto que somos en últimas al principio y al final, más o menos como somos el mismo pese al paso del tiempo. ¿Quién muere cuando morimos y qué queda? ¿De quién es la culpa que siento y de quién son las acciones que despiertan esa culpa? De pronto por eso es frecuente enfrentar momentos que se sienten fuera de lugar. Inconscientemente sabemos que en realidad hay un orden y así como hay historias que son inconfundibles de lo que sentimos que somos, hay otras que podrían ser distintas y quizás podrían ser reubicadas hasta encontrar la que realmente nos corresponde. Esto naturalmente es independiente de la satisfacción que recibimos de la vida. Va mucho más allá. Hay dolores correctos, hay desengaños necesarios, hay alegrías que no empatan. Constantes y variables. ¿Cuántos somos cuando somos todo lo que podemos ser? ¿Qué podría ser distinto sin que perdiéramos nuestra consciencia de ser alguien particular?

Another Earth
Tal vez somos sólo lo que no podemos ser.

Domingo

Me dice que siente la presencia de la muerte. Que el miércoles no más, por la mañana, llegó la policía a su casa a decirle que el vecino viejo del apartamento justo abajo del suyo estaba muerto. Fiel a la tradición europea, llevaba muerto varios días sin que nadie lo notara. De ahí el olor, sí. Pero ese no es su único encuentro reciente con la muerte. Hace cosa de un mes alguien fue asesinado en el edificio del frente. A bala. Un asunto de drogas. Y durante el último año varios accidentes han ocurrido en su esquina, lo que es sorprendente si uno piensa en el tamaño de la intersección. Es claro el patrón. Es como si la naturaleza quisiera decirle algo. Como si quisiera advertirle que está demasiado cerca de algo que no debería saber (¿Un teorema?, le pregunto. El teorema, responde), de la misma manera que en ese cuento de los hermanos Strugatsky del científico que se enfrenta al cosmos por el descubrimiento de la verdad última y el cosmos, en respuesta, contrataca con cataclismos.