Rango Finito

fotoscódigoobservatorioshermanocerdo temas plots

acción

Lockout

Lock Out - Luc Besson

Luc Besson presenta (i.e., produce) una película escrita (en colaboración) por Luc Besson basada en una idea de Luc Besson. ¿Cuál es la idea de Luc Besson? La idea es que hay una prisión satelital experimental donde los prisioneros se encuentran en animación suspendida por el término de su sentencia (un poco al estilo Alien 3 pero dormidos). Todo va bien hasta que la hija del presidente de Estados Unidos decide visitarla en plan humanitario para asegurarse de que los prisioneros son tratados con dignidad pues se sospecha que lo que quiera que les inyectan produce demencia (y realmente la prisión es un laboratorio de pruebas financiado por una compañía interesada en viajes interestelares). La primera hija quiere entrevistarse con uno de los prisioneros y el elegido es un tipo que muy probablemente tenía problemas psicológicos serios desde su infancia, lo que ya asegura que la entrevista será un fracaso, pero se sale totalmente de control cuando al escolta de la primera hija se le ocurre la genial idea de ingresar a la entrevista con una pistola oculta entre los calzoncillos o algo así. Obvio: un forcejeo entre absurdo e innecesario deja al psicópata armado y libre. Cinco minutos más tarde el psicópata encuentra su camino hasta la sala de control de la prisión (apenas a doscientos metros escasos de la celda de visita, sin seguridad alguna en el camino) y libera a todo el mundo. Resumiendo: la hija del presidente de Estados Unidos ahora está atrapada en una prisión espacial amotinada con quinientos antisociales aparentemente dignos de animación suspendida y tratamientos experimentales que sólo Josef Mengele aprobaría. Un samurai honorable pero renegado asociado a la CIA (Guy Pearce tras un tratamiento con hormonas) será forzado a infiltrarse en la prisión y rescatar a la princesa antes de que una flota de naves de combate desintegren la prisión al mejor estilo Estrella de la Muerte. Y obviamente lo conseguirá gracias a su resistencia de combate infinita y su habilidad sobrenatural para esfumarse segundos antes de que los hampones abran cualquier puerta. Sólo Luc Besson puede permitirse producir una película con semejante trama tan trillada y añadir sin vergüenza alguna en los créditos de entrada que es basada en una idea suya.

Safe

safe

Sinopsis: una niña perdida que guarda un secreto valioso en su memoria es protegida por un ronin honorable pero alcoholizado que escapa de su pasado.

Antes de convertirse en arte culto, las películas de samurai eran entretenimiento popular sublimado en occidente debido a la dificultad para atravesar la distancia cultural. La estructura y contenido narrativo de las películas de samurai no pretendían ser elevados o profundos, simplemente eran fieles a una tradición que a su vez representaba modelos de vida arraigados, igual que las películas de vaqueros. Nadie en Japón iba a ver películas de samurai para ser iluminado.

El género de una película determina su línea argumental e impone restricciones en los posibles arquetipos de sus personajes. Una película de género es siempre previsible, pero su previsibilidad, más que un defecto, es una condición sobre la cual es construída. Sabemos que el ronin honorable pero alcoholizado encuentra su redención en la niña perdida. Sabemos que sobrevivirán. Sabemos que el ronin debe enfrentar su pasado. También sabemos que todo está conectado: el encuentro entre la niña y el ronin es accidental pero significativo.

La religión del ronin es el fatalismo. Sin un señor a quien servir, rinden su vida a su destino.

Las películas de acción son súbditas de la agilidad. La trama debe avanzar. Los personajes son elementos secundarios que ejecutan las coreografías, las confrontaciones y el discurso moral elegido que determina la historia. La fortaleza de una película de acción está en el control del ritmo. El ritmo es la única prioridad.

Drive

Supe de una mujer quería demandar al director de Drive por publicidad engañosa. Según la mujer, el tráiler de Drive ofrecía una película de acción y no cumplía. La señora tenía razón: Drive no es una película de acción. Las películas de acción no tienen tiempo para el silencio. Drive está plagada de ellos. El silencio en cine es incómodo. Afuera también, pero en el cine más. Es demasiado abierto a interpretación para ser tolerable dentro de los parámetros estrechos de lo que popularmente se identifica como comercial. Rompe la intensidad que la trama requiere para sostener la atención cautiva. Es como páginas blancas al azar en un libro. Hace poco hojeé una novela así. No entendí para que servían esas páginas. Los silencios de Drive los entiendo mejor. Hay quienes hablan más de la cuenta, sin pensar en las consecuencias. Dicen cosas que no deberían decir y luego son incapaces de asumir la responsabilidad de lo que hacen las palabras. Si se dice menos, se arriesga menos. La premisa es evadir el riesgo, minimizarlo o controlarlo. Aquel que está bajo control no necesita decir nada más que lo esencial. Su voluntad resuelta lo precede. Cuando así lo requiere, simplemente actúa.

Bloody Gosling
El género es retrominimalismo sangriento con samurai.