Rango Finito

fotoscódigoobservatorioshermanocerdo temas plots

alberto olmos

Literatura en duelo

A raíz de la publicación en Colombia de un libro de Piedad Bonnett sobre el suicidio de su hijo, dije en Twitter que aunque entendía las motivaciones que podían llevar a una mamá en duelo a escribir algo así, me intrigaba y perturbaba que luego lo hubiera publicado (convertido en un artículo a la venta). Para mí esa parte tiene algo de macabro. Esto obviamente no aplica sólo al caso de Bonnett. Ayer por casualidad encontré este artículo reciente de Alberto Olmos sobre lo mismo. Un fragmento:

Porque después de la muerte no se entiende nada, se acaba recurriendo a la literatura. No es necesario indagar entonces en los motivos por los cuales un escritor deja testimonio de la pérdida de su padre o de su madre, de su pareja o de su hijo; si pudiera -si le asistiera la escritura- cualquier persona lo haría. El duelo justifica muchas terapias, muchas extracciones y cirugías de urgencia, y escribir seguramente es la forma más profunda de hundir un cuchillo.

Sin embargo, sí vamos a preguntarnos aquí por qué un autor publica su panegírico, su elogio fúnebre, y por qué ese autor cree que otras personas van a leerlo o deben siquiera mostrar interés en su desgracia. ¿Qué se supone que debe hacer un lector con el dolor de un escritor?

Desde la otra perspectiva, leí hace unos meses este artículo de Francisco Goldman (sobre el libro que escribió al respecto de la pérdida de su mujer) que por desgracia no está entero en línea. Otra lectura relacionada es este ensayo de Jorge Salavert que publicamos en HermanoCerdo. (Y Mercedes me recuerda en los comentarios este ensayo de Aleksandar Hemon sobre la muerte de su hijita.)

Se me ocurre ahora que tal vez el problema es que después de la pérdida (y hasta mucho tiempo después de la pérdida) todo lo que se escribe es inevitablemente parte del duelo: la memoria del muerto siempre encontrará alguna forma de colarse en los textos y enfatizar el peso de su ausencia. De pronto los escritores profesionales no pueden darse el lujo de no publicar lo que escriben.

Hay otros mundos

Montreal barrio a barrio en clave pseudomaya ¶ Jamás una pregunta tan vaga había tenido una respuesta tan (extrañamente) contundente ¶ Terence Tao promueve/defiende el poder de transferencia de la teoría de modelos (y aquí el artículo (pdf) de Shin Mochizuki donde supuestamente prueba la conjetura ABC (pdf)) ¶ Todas las fechas son recurrentes, pero hay unas más recurrentes que otras ¶ Tal vez la pelea contra Sergio Martínez desenmascare a la construcción mediática apodada Julio César Chávez Junior ¶ El “día del amor y la amistad” los homicidios se duplican en Bogotá (con respecto al promedio, supongo) ¶ Para demostrar el teorema fundamental del álgebra sólo se necesita álgebra lineal (pdf) ¶ Reporte final del accidente del vuelo AF447 (atención especial merece la transcripción (pdf) de la conversación entre los pilotos) ¶ Otra novela protagonizada por matemáticos ensimismados ¶ Qué seria es la revista Corónica ¶ Parece que las tetas no resuelven nada ¶ Se suponía que los complejos habitacionales serían la solución a las (temidas) villas porteñas ¶ Y a Jorge Salavert no lo convenció Ejército Enemigo.

“El problema es que todo es increíble” (Vía Colossal.)