Rango Finito

fotoscódigoobservatorioshermanocerdo temas plots

colombia

6

Creo que pienso más en Colombia de lo que debería.

Alguna vez Alejo me dijo que Colombia, como tema, sólo existe en el exilio o algo así. Que en realidad en la vida cotidiana, en la experiencia del país, Colombia no es nunca un tema para nadie que lo habite. De pronto estoy tergiversando lo que me dijo. Fue hace miles de años.

El miércoles estaba una mujer colombiana en la piscina. Tenía las facciones y acento de bogotana de clase alta. Jugaba con su hijo gordito y rubio. Cuando me oyó hablar en español a su lado se alejó incómoda. A veces eso es Colombia también: esa distancia esencial, la identidad que parte de la desconfianza en el igual.

Hace poco le decía a Luis que tal vez lo correcto, de poder votar, sería entregarle mi voto a los amigos que viven allá. Proponerles que decidan ellos por quién voto y aceptar su decisión. Lo que pase allá los afecta mucho más a ellos que a mí. Desde acá (este momento y este lugar) me cuesta cada vez más entender realmente qué pasa. Es complicado diferenciar los anuncios constantes de crisis inminente de la angustia sincera que algunos expresan, o sopesar su optimismo ocasional.

El contacto que me permiten los medios digitales es intenso pero engañoso: su flujo es modulado por los oleajes emocionales más potentes. El rumor de la vivencia se pierde entre los gritos consternados, alegres o indignados, entre los sentimientos más manipulables y explosivos. Es como estar en la tribuna de un estadio deportivo de espaldas a un partido eterno, viéndolo sin verlo y con una comprensión cada vez más escasa de las reglas del juego.

1

Los colombianos Nairo Quintana y Rigoberto Urán lograron primero y segundo puesto en el Giro d’Italia. El ciclismo me interesa casi cero, pero no me aguanté la tentación de armar una tabla con los tiempos acumulados etapa a etapa usando los datos disponibles en la página oficial del Giro.

Aquí está la diferencia en segundos con el líder para los corredores colombianos:

Colombianos Giro d'Italia 2014

Aquí está la diferencia en segundos con el líder para todos los 196 corredores:

Diff Leader Giro d'Italia 2014

Finalmente, velocidades promedio de los colombianos para cada etapa (con cajas de distribución de las velocidades promedios de todos los competidores atrás, para comparar):

velocidades.promedio

En todos los gráficos, clic para agrandar.

Dejo la tabla en el repositorio para que otros con más interés y conocimiento la aprovechen.

25

Resultó bien fácil adaptar los programitas que escribí cuando recolecté los datos de las elecciones legislativas para hoy sacar los datos de la registraduría para la elección presidencial. Aquí está una tabla con los votos a nivel municipal de acuerdo a lo que tenía la registraduría hoy domingo 25 de mayo a las 11:55 de la noche.

Hace doce años estaba en Chicago. El 26 de mayo fui a votar con unos amigos. Allá me agarró el nacimiento de Uribe, alguien del que sabía muy poco pero no me inspiraba confianza. Nunca me hubiera imaginado que una década y pucho más tarde estaría todavía dando lora y moviendo votos ese señor con tanta fuerza.

21

Hoy vi a Pascual Gaviria recopilando los resultados de las elecciones al Senado en ciudades colombianas para comparar cómo le había ido al partido de Uribe (Centro Democrático) en relación al partido de Santos (Partido de la U).

Dado un municipio, una forma de comparar las fuerzas relativas entre los dos partidos es calcular un índice del estilo $$ \frac{CD – LU}{CD + LU} $$ donde CD son los votos en el municipio para Centro Democrático y LU los votos para el Partido de la U. El rango de este índice va de -1 a 1. Cuando es -1 quiere decir que La U recibió votos y Centro Democrático no recibió ni uno. Cuando es 1 quiere decir que Centro Democrático recibió votos y La U no recibió ninguno. Cuando el índice es cero quiere decir que sacaron el mismo número de votos. Puntos intermedios representan diferentes proporciones a favor de uno u otro (negativos para La U y positivos para Centro Democrático).

Ad portas de la elección presidencial no viene mal revisar estos índices pues aunque la estructura de la elección es distinta las contiendas a nivel local son similares. Por ejemplo: un municipio donde los votos de Santos son más que el doble de los de Uribe (i.e., indice ≤-0.33) es uno donde es muy complicado que Uribe (o sea su títere, Zuluaga) se imponga. Al contrario, lo mas probable (al menos ingenuamente) es que Santos se fortalezca (por ejemplo sumando los votos que recibió Cambio Radical, el partido de su fórmula vicepresidencial (o los conservadores que se han declarado santistas)). Mejor dicho, este tipo de análisis podría servir para saber cuáles son los votos que realmente están en juego y cuales están más asegurados.

En este primer gráfico represento el número de municipios dado el índice. La barra dice: en este rango de índices hay tanto por ciento de municipios y en estos municipios ganaron tales partidos en esta proporción.

lu.vs.cd

Un problema obvio de este gráfico es que los municipios tienen diferente fuerza electoral dependiendo de su tamaño y al final lo que importa es cuántos votos se suman (no cuántos municipios se ganan). Así, tal vez el gráfico correcto debería representar en las barras el número de votos (en municipios con tal índice) y cómo esos votos se distribuían entre los distintos partidos. Ese es el que viene a continuación:

cd.v.lu.votos

Hay 5.601.216 votos a la derecha del cero y 5.324.366 a la izquierda. El aporte partido conservador parece decisivo. Santos debería estar preocupado.

La gran duda es cómo se moverán esos colores entre las barras el próximo domingo.

16

Una ventaja de pensar las respuestas al cuestionario de Congreso Visible como un vector en dieciocho dimensiones es que se inyectan en un espacio geométrico de representación, con todas las ventajas que tiene la geometría. Por ejemplo se puede calcular el centroide de las respuestas de los cinco candidatos (i.e., un promedio multidimensional). Cada coordenada del centroide (un número entre cero y uno — cero es “NO” y uno es “SÍ”) sugiere cuál es la tendencia de los candidatos en general con respecto a cada pregunta. Si los candidatos dicen “lo que queremos oír” entonces eso es lo que queremos oír cuando hablan todos al tiempo:

    ¿Despenalización del aborto?: 0.2
    ¿Matrimonio homosexual?: 0.5
    ¿Despenalización de las drogas?: 0.2
    ¿Participación de criminales políticos en política?: 1.0
    ¿Constituyente por la paz?: 0.2
    ¿Eliminación reelección presidencial a cambio de períodos de seis años?: 0.7
    ¿Ley para promover la productividad de recursos naturales de reservas forestales e indígenas?: 0.4
    ¿Reformar facultades del Procurador?: 0.8
    ¿Moratoria minera hasta que no haya reglas claras?: 0.6
    ¿De acuerdo con demandas del Paro Nacional Agrario?: 0.9
    ¿Zonas de reserva campesina?: 0.5
    ¿Exenciones tributarias a la inversión extranjera?: 0.3
    ¿Eliminación consejo superior de la judicatura?: 1.0
    ¿Eliminación servicio militar obligatorio?: 0.9
    ¿Reducción presupuesto militar en “postconflicto”?: 0.2
    ¿Penas alternativas para reducir hacinamiento carcelario?: 0.8
    ¿Cupos indicativos (alias “Mermelada”)?: 0.2
    ¿Alianzas en segunda vuelta?: 0.6

También se puede calcular la distancia de cada uno de los candidatos al centroide. Este número sugeriría qué candidato es más “equilibrado” en sus respuestas con respecto a los demás y cuál es el más “extremo”. Cuando se hace ese cálculo las distancias al centroide son:

    Peñalosa: 1.691153
    López: 1.646208
    Zuluaga: 1.630951
    Ramírez: 1.435270
    Santos: 1.382027

Peñalosa es el más distante de este “centro” y Santos es el más cercano. Si se piensa bien no sorprende tanto.

Actualicé el Gist para que también calcule estos números.

13

Está buena esta gráfica de Miguel Olaya comparando a los candidatos presidenciales de acuerdo a sus respuestas al cuestionario de Congreso Visible.

Una opción alternativa es considerar las respuestas de los candidatos como un vector numérico y medir distancias entre ellos. Remplacé los “SÍ” con 1 y los “NO” con 0. Para llenar las respuestas vacías de algunos candidatos puse 0.5 (porque pareciera que la falta de respuesta fue usada como punto medio entre las dos opciones – “ni SÍ ni NO”). Calculé la distancia euclídea tradicional. Aquí está el código en R. Este es el resultado (entre el número es más alto, más diferentes los vectores de respuestas):

Si ese número de verdad significa algo (altamente discutible), los candidatos más “distantes” son Zuluaga y Peñalosa y los más “cercanos” son Santos y Zuluaga. Por otro lado, eso también se ve en los gráficos de Olaya, que tienen un significado más claro.

Detalle curioso: de acuerdo a las distancias, Peñalosa y López son tan “cercanos” (o tan “distantes”) como Ramírez y Santos o Zuluaga y Ramírez. Peñalosa es el candidato más cercano a López (y viceversa). Zuluaga y Santos empatan en la competencia por ser los más cercanos a Ramírez (pero son todavía más cercanos entre ellos).

No sé cómo habrán diseñado el programa de apareamiento los de Congreso Visible. Probablemente lo hicieron también usando coincidencias en respuestas. Quién sabe cómo habrán tomado en cuenta la opción de declarar la importancia de cada pregunta. Es chévere la idea aunque tal vez habría valido la pena un cuestionario más extenso y amplio y menos coyuntural.

12

Decía Héctor Abad en una columna que era bueno que la campaña presidencial fuera “aburrida” porque eso quería decir que se hablaría de asuntos más sustanciosos.

Pero no se habla de nada.

Se habla de consultorías con estafadores, acosadores y difamadores profesionales. También de sus obras, a las que pese a la intención más que evidente de perturbar y desviar la discusión política (¡necesaria, urgente!) se les otorga un altísimo valor de verdad y atención. Todo se reduce a desinformaciones sobre la posibilidad de que cada candidato sea un criminal o al menos títere de un criminal (o del imbécil de Uribe, que es considerado todavía peor).

Cualquier posibilidad de debate público se evade por estrategia.

A veces se habla de que no se habla de nada, como para que quede claro el vacío.

Que quede claro que nada importa porque la victoria no depende de ideas ni propuestas sino de quién logre sumar más apoyos (a punta de acuerdos más bien oscuros) entre los doscientos o trescientos tipos (a lo más) que canalizan, filtran y distribuyen el botín público.

Pero claro, estas elecciones son importantes. “¡Se decide todo!”, dicen los ansiosos que sienten que siempre están en la coyuntura.

De pronto no se decide nada. De pronto ya todo está decidido y de verdad da lo mismo quién gane entre los dos señores, seamos justos, que pueden ganar.

Cuánta confianza en la farsa.

Es muy jodido atender a las noticias de la campaña presidencial colombiana y no terminar hundido en un pesimismo que sólo admite el cinismo más amargo como antídoto. Así empezaba y terminaba esta entrada. Era sólo esa frase. Se convirtió en esto.

10

Sofía y el Terco

La primera película de Andrés Burgos me gusta por lo mismo que me gusta el cine de Wes Anderson. Sofía y El Terco es cuidadosa y tiene estilo. Cada detalle es decidido. Es personal y caprichosa al nivel justo. Su sencillez la fortalece. Permite disfrutar los juegos formales, las restricciones y la atención a las tomas, los objetos, los colores, las luces, la música, los escenarios, los paisajes, los chistes y la gran antena parabólica montada sobre una casa en medio del campo. ¿Ya dije los colores? La película, sostenida sobre la disrupción temporal de una rutina, de un método, es en contraste metódica en su planteamiento y realización. También es infantil en el sentido muy serio en el que los mejores libros infantiles lo son: amplia, expansiva, propone un mundo; la trama, como corresponde, es engañosamente simple: una mujer atrapada en su vida de ama de casa decide emprender un viaje a escondidas de su marido para conocer el mar. Todo sale mal y todo sale bien. Varias historias se plantean en el trasfondo. No hay pretensiones de realismo o grandes ideas ni desgastes con transgresiones o denuncias. En cambio hay dulzura sincera, reglas estrictas y aprecio y respeto por el medio y sus posibilidades narrativas. Deja buen sabor, admiración y ganas de más.

1

Anoche por fin pude leer Aún no era grande, el libro que Estefanía Uribe publicó el año pasado. Hace rato que le tenía ganas. Este es un libro corto (60 páginas nomás) compuesto por once textos autobiográficos que se interconectan a través de senderos que recorren apartes de la infancia de la autora. Narraciones de pasados cercanos y lejanos surgen y se mezclan constantemente con reflexiones personales sobre pérdidas, enfermedades y melancolías. En conjunto los relatos/ensayos conforman una mitología muy íntima de objetos y personas (reales o imaginadas, da igual) a través de las cuales diferentes versiones de la autora se protegen de los golpes de la realidad o la filtran; constantes que son faro, ancla y salvavidas al tiempo. Aunque los textos son descarnados, cada tanto dejan entrever un aprecio dulce por la vida y sus conflictos que es reconfortante. Me impresiona la potencia emocional que logra alcanzar en tan pocas páginas. Hay mucha fuerza y sinceridad dura ahí adentro.

El libro fue publicado por Sílaba y ahora se consigue en formato digital en Amazon.

1

Desplazamiento en Antioquia 2000-2006

Un intento de dibujar el desplazamiento forzado dentro del departamento de Antioquia desde 2000 hasta 2006 (clic para verlo más grande). En el diagrama de desplazamiento entre departamentos se ve claro que Antioquia produce un alto número de desplazados en ese período (13% del total nacional) pero al mismo tiempo acoge a la gran mayoría de ellos. En este grafo están todos los municipios de Antioquia. El tamaño del nombre del municipio es (más o menos) proporcional al total de flujo (entradas más salidas) del municipio. Entre más intenso el vínculo entre dos municipios, más flujo. Aunque hay flechas y las curvé un poco para sugerir dirección son difíciles de ver entre la maraña, así que como apoyo coloreé los nombres de los municipios: los de color naranja producen más desplazados de los que acogen; los de color azul acogen más de los que producen. Supongo que también podría hacerlo con un diagrama de cuerdas pero quería probar la visualización de migraciones con este tipo de grafos.

Los municipios que no registraron desplazados durante esos años son Entrerrios, Gómez Plata, Hispania, Olaya. Los que registran la razón entre salidas y llegadas más alto son Envigado (67 salidas por cada llegada), Itagüí (46), La Estrella (37), Rionegro (35), Medellín (8) y Bello (7.6).

En este repositorio dejé los datos de desplazamiento con los que he estado trabajando así como los scripts de R que he escrito para pasear por ellos.

29

Sería bueno que Patarroyo cumpliera su amenaza, al final de este artículo, de trastear su laboratorio a Ecuador. El flujo de fondos que ese señor recibe de Colciencias es desproporcionado. Seguro que ese dinero podría ser mucho mejor invertido.

*

Y una vez más Llinás está en Colombia hablando mierda. A ver con qué sale esta vez.

27

Desplazados 1984-2012 por departamento

Clic en la imagen para agrandar. Para cada departamento, el número de desplazados de municipios del departamento contra el número de desplazados a municipios del departamento (sumando los datos desde 1984 hasta 2012). Para ver mejor la distribución de puntos ambos ejes están en escala logarítmica. La línea roja es la identidad. Los departamentos cuyo nombre se inicia sobre la línea reciben más desplazados de los que producen. Los departamentos por debajo de la línea desplazan más de lo que reciben. La tendencia a la identidad (más o menos el mismo número de idos que venidos) podría sugerir que el desplazamiento es por lo general interdepartamental. No he revisado qué dicen los que han estudiado eso con cuidado. Los datos provienen del observatorio de derechos humanos de la presidencia vía Jhon Alexander Riaño, que me los pasó hace un mes largo. (Los datos disponibles no dicen para dónde van los que se desplazan desde el municipio X ni de dónde vienen los que se desplazan al municipio Y, así que no se puede hacer un gráfico circular como el de las migraciones.)

Así se ve la misma gráfica a nivel municipal:

Desplazados municipios

El municipio que más desplazados recibió es Bogotá (385.185). El que más desplazados produjo es Buenaventura (117.608). Despues siguen Carmen de Bolívar (93.526), Turbo (87.880), Tierralta (78.493), Santa Marta (75.575) y Tumaco (74.524). Curiosamente, Buenaventura también es el sexto municipio que más desplazados ha recibido (93.915) después de Bogotá, Medellín, Santa Marta, Sincelejo y Cali.

Adenda: Después de hacer el gráfico de municipios me entró la duda de si la tendencia a que el número de desplazados y recibidos fuera similar (especialmente en municipios con altos niveles de desplazamiento) era culpa de agregar los datos de veintiocho años en un solo golpe (tal vez los desplazamientos se compensan unos a otros cuando se consideran períodos largos de tiempo). Para comprobarlo generé gráficos de varios años puntuales. En contra de lo que esperaba, la tendencia es similar a nivel anual: hay municipios que en el mismo año registran ~10.000 personas que huyen y otras ~10.000 que llegan a resguardarse. Aquí vienen el gráfico de 1998 y el de 2008 para ejemplificar:

Desplazados 1998
Desplazados 2008

¿Alguna teoría sobre por qué pasa esto? ¿De verdad pasa?

Otra adenda: Finalmente conseguí los datos para armar un diagrama de desplazamiento entre departamentos.

16

Empleadas internas

Esta es una nueva versión del ejercicio con el índice de empleadas domésticas internas. Creo que es mejor enfocar el mapa en los departamentos y que los datos para municipios se vean en una tabla contigua. Por sugerencia de Katherine incluí la población para cada departamento/municipio mencionado.

Algo que descubrí haciendo los cálculos es que Antioquia se lleva de lejos a todos los demás departamentos en el número de municipios con más de 10.000 habitantes. Mientras que la mayoría de los departamentos centrales tienen unos 10-20 municipios en esta categoría, Antioquia suma 42. Curioso.

Y hablando de servicio doméstico, en este artículo sobre un fracaso en Silicon Valley mencionan, como evidencia de las excentricidades y excesos del muchacho emprendedor protagonista, que tenía una empleada interna. Y este es un pelao con un apartamento en el centro de San Francisco que vale más de un millón de dólares. Pone los números de Colombia en perspectiva.

11

Otra visualización rápida con datos del censo de 2005: mapa con la densidad de “empleados de servicio internos” para cascos urbanos municipales con más de 10.000 habitantes.

10

Un diagrama circular para representar el flujo de población de un departamento a otro de acuerdo a los datos de proveniencia versus residencia en el censo de 2005. D3 cuenta con un layout para ese tipo de diagramas así que es muy poco lo que hay que hacer para generarlo más allá de calcular la matriz y afinar un algo los tamaños de las cosas. Al principio estos diagramas me parecían confusos. Cada vez siento que dicen más. Es chévere que se puedan ver tantos números y relaciones al tiempo.

Hay un diagrama dual asociado a la matriz transpuesta (donde se hace énfasis en de dónde vienen más que en dónde viven). Es igual de fácil de generar pero quiero hacerlo de tal forma que sea una “transformación” del diagrama (con un botón) en lugar de uno adicional. Todavía estoy entendiendo cómo se logra eso.