Rango Finito

fotoscódigoobservatorioshermanocerdo temas plots

colombia

10

Sofía y el Terco

La primera película de Andrés Burgos me gusta por lo mismo que me gusta el cine de Wes Anderson. Sofía y El Terco es cuidadosa y tiene estilo. Cada detalle es decidido. Es personal y caprichosa al nivel justo. Su sencillez la fortalece. Permite disfrutar los juegos formales, las restricciones y la atención a las tomas, los objetos, los colores, las luces, la música, los escenarios, los paisajes, los chistes y la gran antena parabólica montada sobre una casa en medio del campo. ¿Ya dije los colores? La película, sostenida sobre la disrupción temporal de una rutina, de un método, es en contraste metódica en su planteamiento y realización. También es infantil en el sentido muy serio en el que los mejores libros infantiles lo son: amplia, expansiva, propone un mundo; la trama, como corresponde, es engañosamente simple: una mujer atrapada en su vida de ama de casa decide emprender un viaje a escondidas de su marido para conocer el mar. Todo sale mal y todo sale bien. Varias historias se plantean en el trasfondo. No hay pretensiones de realismo o grandes ideas ni desgastes con transgresiones o denuncias. En cambio hay dulzura sincera, reglas estrictas y aprecio y respeto por el medio y sus posibilidades narrativas. Deja buen sabor, admiración y ganas de más.

1

Anoche por fin pude leer Aún no era grande, el libro que Estefanía Uribe publicó el año pasado. Hace rato que le tenía ganas. Este es un libro corto (60 páginas nomás) compuesto por once textos autobiográficos que se interconectan a través de senderos que recorren apartes de la infancia de la autora. Narraciones de pasados cercanos y lejanos surgen y se mezclan constantemente con reflexiones personales sobre pérdidas, enfermedades y melancolías. En conjunto los relatos/ensayos conforman una mitología muy íntima de objetos y personas (reales o imaginadas, da igual) a través de las cuales diferentes versiones de la autora se protegen de los golpes de la realidad o la filtran; constantes que son faro, ancla y salvavidas al tiempo. Aunque los textos son descarnados, cada tanto dejan entrever un aprecio dulce por la vida y sus conflictos que es reconfortante. Me impresiona la potencia emocional que logra alcanzar en tan pocas páginas. Hay mucha fuerza y sinceridad dura ahí adentro.

El libro fue publicado por Sílaba y ahora se consigue en formato digital en Amazon.

1

Desplazamiento en Antioquia 2000-2006

Un intento de dibujar el desplazamiento forzado dentro del departamento de Antioquia desde 2000 hasta 2006 (clic para verlo más grande). En el diagrama de desplazamiento entre departamentos se ve claro que Antioquia produce un alto número de desplazados en ese período (13% del total nacional) pero al mismo tiempo acoge a la gran mayoría de ellos. En este grafo están todos los municipios de Antioquia. El tamaño del nombre del municipio es (más o menos) proporcional al total de flujo (entradas más salidas) del municipio. Entre más intenso el vínculo entre dos municipios, más flujo. Aunque hay flechas y las curvé un poco para sugerir dirección son difíciles de ver entre la maraña, así que como apoyo coloreé los nombres de los municipios: los de color naranja producen más desplazados de los que acogen; los de color azul acogen más de los que producen. Supongo que también podría hacerlo con un diagrama de cuerdas pero quería probar la visualización de migraciones con este tipo de grafos.

Los municipios que no registraron desplazados durante esos años son Entrerrios, Gómez Plata, Hispania, Olaya. Los que registran la razón entre salidas y llegadas más alto son Envigado (67 salidas por cada llegada), Itagüí (46), La Estrella (37), Rionegro (35), Medellín (8) y Bello (7.6).

En este repositorio dejé los datos de desplazamiento con los que he estado trabajando así como los scripts de R que he escrito para pasear por ellos.

29

Sería bueno que Patarroyo cumpliera su amenaza, al final de este artículo, de trastear su laboratorio a Ecuador. El flujo de fondos que ese señor recibe de Colciencias es desproporcionado. Seguro que ese dinero podría ser mucho mejor invertido.

*

Y una vez más Llinás está en Colombia hablando mierda. A ver con qué sale esta vez.

27

Desplazados 1984-2012 por departamento

Clic en la imagen para agrandar. Para cada departamento, el número de desplazados de municipios del departamento contra el número de desplazados a municipios del departamento (sumando los datos desde 1984 hasta 2012). Para ver mejor la distribución de puntos ambos ejes están en escala logarítmica. La línea roja es la identidad. Los departamentos cuyo nombre se inicia sobre la línea reciben más desplazados de los que producen. Los departamentos por debajo de la línea desplazan más de lo que reciben. La tendencia a la identidad (más o menos el mismo número de idos que venidos) podría sugerir que el desplazamiento es por lo general interdepartamental. No he revisado qué dicen los que han estudiado eso con cuidado. Los datos provienen del observatorio de derechos humanos de la presidencia vía Jhon Alexander Riaño, que me los pasó hace un mes largo. (Los datos disponibles no dicen para dónde van los que se desplazan desde el municipio X ni de dónde vienen los que se desplazan al municipio Y, así que no se puede hacer un gráfico circular como el de las migraciones.)

Así se ve la misma gráfica a nivel municipal:

Desplazados municipios

El municipio que más desplazados recibió es Bogotá (385.185). El que más desplazados produjo es Buenaventura (117.608). Despues siguen Carmen de Bolívar (93.526), Turbo (87.880), Tierralta (78.493), Santa Marta (75.575) y Tumaco (74.524). Curiosamente, Buenaventura también es el sexto municipio que más desplazados ha recibido (93.915) después de Bogotá, Medellín, Santa Marta, Sincelejo y Cali.

Adenda: Después de hacer el gráfico de municipios me entró la duda de si la tendencia a que el número de desplazados y recibidos fuera similar (especialmente en municipios con altos niveles de desplazamiento) era culpa de agregar los datos de veintiocho años en un solo golpe (tal vez los desplazamientos se compensan unos a otros cuando se consideran períodos largos de tiempo). Para comprobarlo generé gráficos de varios años puntuales. En contra de lo que esperaba, la tendencia es similar a nivel anual: hay municipios que en el mismo año registran ~10.000 personas que huyen y otras ~10.000 que llegan a resguardarse. Aquí vienen el gráfico de 1998 y el de 2008 para ejemplificar:

Desplazados 1998
Desplazados 2008

¿Alguna teoría sobre por qué pasa esto? ¿De verdad pasa?

Otra adenda: Finalmente conseguí los datos para armar un diagrama de desplazamiento entre departamentos.

16

Empleadas internas

Esta es una nueva versión del ejercicio con el índice de empleadas domésticas internas. Creo que es mejor enfocar el mapa en los departamentos y que los datos para municipios se vean en una tabla contigua. Por sugerencia de Katherine incluí la población para cada departamento/municipio mencionado.

Algo que descubrí haciendo los cálculos es que Antioquia se lleva de lejos a todos los demás departamentos en el número de municipios con más de 10.000 habitantes. Mientras que la mayoría de los departamentos centrales tienen unos 10-20 municipios en esta categoría, Antioquia suma 42. Curioso.

Y hablando de servicio doméstico, en este artículo sobre un fracaso en Silicon Valley mencionan, como evidencia de las excentricidades y excesos del muchacho emprendedor protagonista, que tenía una empleada interna. Y este es un pelao con un apartamento en el centro de San Francisco que vale más de un millón de dólares. Pone los números de Colombia en perspectiva.

11

Otra visualización rápida con datos del censo de 2005: mapa con la densidad de “empleados de servicio internos” para cascos urbanos municipales con más de 10.000 habitantes.

10

Un diagrama circular para representar el flujo de población de un departamento a otro de acuerdo a los datos de proveniencia versus residencia en el censo de 2005. D3 cuenta con un layout para ese tipo de diagramas así que es muy poco lo que hay que hacer para generarlo más allá de calcular la matriz y afinar un algo los tamaños de las cosas. Al principio estos diagramas me parecían confusos. Cada vez siento que dicen más. Es chévere que se puedan ver tantos números y relaciones al tiempo.

Hay un diagrama dual asociado a la matriz transpuesta (donde se hace énfasis en de dónde vienen más que en dónde viven). Es igual de fácil de generar pero quiero hacerlo de tal forma que sea una “transformación” del diagrama (con un botón) en lugar de uno adicional. Todavía estoy entendiendo cómo se logra eso.

1

Los resultados de Pisa merecen atención pero también cuidado en su interpretación. Pisa, como todo examen, evalúa un contenido dado. Se parte del supuesto de que este contenido es estándar. Se asume que el diseño del examen toma en cuenta sesgos culturales. ¿Qué tanto? Es difícil de saber. Sin duda Pisa se acomoda mejor al sistema educativo de ciertos países que a otros. En últimas lo que Pisa mide es la cercanía del sistema educativo de un país al ideal que la organización propone. No creo que las personas al frente de la educación colombiana tengan claro cuál es ese ideal que Pisa promueve implícitamente con su examen. (Es discutible (o debería serlo) que ese sea un objetivo que debamos adoptar, por cierto.) Ni siquiera creo que esas personas tengan algún objetivo claro en mente. La verdad es que el sistema educativo colombiano está tan a la deriva y su existencia es tan difusa que es casi imposible tomar los resultados de Pisa como demostración de algo distinto a su abandono. La capacidad del examen para evaluar algo profundo (estilo “la capacidad de los muchachos para resolver problemas” — de paso: ¿cómo se puede esperar medir con un examen escrito la capacidad para resolver problemas cotidianos de unos muchachos que no saben leer ni escribir?) es contingente a que contemos con un sistema educativo relativamente organizado y mínimamente funcional, cosa que en Colombia, no nos mintamos, todavía no existe. En tanto que la calidad del sistema educativo dependa de la buena voluntad de héroes anónimos dispersos rodeados de un mar picado de mediocridad los resultados lamentables en las pruebas Pisa no hablarán de maestros ni de estudiantes ni de colegios sino de la ineptitud de los políticos y funcionarios y su desprecio más que evidente por el futuro del grueso de los colombianos.

20

ihh

Un mapa con el índice invertido de Herfinhahl-Hirschman a nivel municipal. El índice invertido de Herfinhahl-Hirschman sirve para estimar el número de partidos efectivos en competencia en un lugar. Para obtenerlo usé (con algunas dudas) el vector de votos para cada partido al senado (nueve partidos) más los votos en blanco con cada número dividido por el total de votos válidos.

Calcularlo es bien sencillo (sospecho que eso ha ayudado mucho a su popularización): dado $v=(v_1, v_2, \ldots, v_{m})$, el vector de proporciones de votos, el índice es

$$ \text{IndHH}(v) = \frac{\left(\sum v_i\right)^2}{\sum v_i^2}.$$

En economía, donde nació, generalmente se usa el denominador (ese es el no invertido), pero en ciencia política se prefiere esta versión tal vez un poco más explícita. Mónica Pachón (excabeza de Congreso Visible) dice que a nivel municipal el índice no es muy elocuente. Suelto el mapa con esa advertencia. Es más una curiosidad que otra cosa.

(Secretamente, más que calcular el índice, el propósito de este ejercicio era probar este código de Mike Bostock para hacer mapas con zoom. Todavía hay varias cosas que no me quedan claras y tuve algunos problemas calibrando la ampliación, pero ahí anda.)

11

Ayer había raspado de la página de la registraduría las votaciones para cada candidato al senado por departamento. Aquí están en una tabla de Google Docs. Quedé con la espinita y hoy por la tarde después de volver de la cafetería, mientras Laia hacía su siesta, raspé los datos y armé la tabla de votaciones para cada candidato al senado por municipio. Son 752 candidatos y 1185 municipios y Google Docs no permite subir tablas con más de doscientas y algo de columnas, así que dejo el CSV en este repositorio para quien quiera usarlo.

Para la raspada usé la librería XML de R. Una vez se superan las molestias estéticas con la sintaxis, R es una herramienta muy práctica y hasta agradable, especialmente cuando se trata de lidiar con datos sucios, descargarlos, limpiarlos y organizarlos. Para ciertas tareas más serias sigo prefiriendo Python (especialmente si conviene usar estructuras de datos), pero cuando necesito mirar una tabla y hacer tres cálculos y una gráfica rápida con ella R es mi arma de preferencia.

10

Hoy un gráfico de la distribución del Senado recién elegido y un nuevo intento (con más información) de representar el dominio territorial de cada partido.

(Raspé de la página de la registraduría los votos para cada candidato en cada departamento. Este es un pequeño subproducto de esos datos. Planeo hacer algo más grande a nivel de candidatos antes de que se acabe la semana.)

9

Aquí un gráfico con la distribución del Senado que parieron las elecciones de 2010 más un estimado de los departamentos donde los partidos tuvieron candidatos fuertes (¿algo así como dominio territorial?). A ver qué pasa hoy.

6

Tasa de homicidio - Buenaventura

El Espectador reporta que en lo que va de 2014 se han registrado 58 homicidios en Buenaventura. De continuar a este ritmo, la ciudad podría terminar el año con 350 asesinatos. El pico de homicidios en la ciudad fue en 2000 y 2001, cuando sumaron 440 y 397 respectivamente. Los datos sugieren que esta ola de violencia actual se inició en 2013 tras una caída en el número de homicidos que venía desde 2006. ¿Cuál será el desencadenante?

3

A Colombia se le nota la falta de democracia en que no hay encuestas serias para elecciones parlamentarias. Entre el caudillismo y la reelección, las elecciones presidenciales colombianas son cada vez más idiotas y predecibles. Las parlamentarias, por su parte, son oscuras y esencialmente desinformadas. Pese a su importancia, parece que las posibles distribuciones de fuerzas en el congreso no merecen la atención de las encuestadoras y sus clientes de los medios (o si la merecen, lo disimulan muy bien). Me pregunto si esto estará relacionado con la naturaleza regional de las elecciones parlamentarias y el desprecio del centro (que hace encuestas, noticieros y periódicos) a las provincias. Si a esto se le suma la opacidad de las actividades en el congreso, realmente hay muy poca información disponible afuera para que el ciudadano pueda estudiar sus alternativas. Esto reduce las elecciones a meros concursos de popularidad muy superficial, que obviamente favorecen a los escasos “líderes de opinión” (con foco mediático permanente – en el grafo de candidatos al senado su identidad es más o menos evidente (¡cuánto elitismo se siente al explorar el grafo!)) y a los políticos profesionales con cara de tortuga entronados en sus curules (y sus regiones) desde hace milenios. No sorprende que el voto en blanco resulte atractivo para tantos.