Ed Wilson habla en este artículo del uso concreto de matemática dentro del trabajo científico y la idea falsa de que los científicos requieren gran habilidad y conocimiento matemático. En realidad la matemática es casi siempre (exceptuando áreas muy específicas) una herramienta secundaria. Esto es particularmente evidente en biología:

The annals of theoretical biology are clogged with mathematical models that either can be safely ignored or, when tested, fail. Possibly no more than 10% have any lasting value. Only those linked solidly to knowledge of real living systems have much chance of being used.