Rango Finito

fotoscódigoobservatorioshermanocerdo temas plots

edición

Stoker

mia wasikowska

Pensaba en la ducha que con qué derecho puede uno hablar mal de una película que lo cautivó y entretuvo sin reproches durante una hora y tanto así más tarde, recostado en el sofá, la trama se deshaga al primer intento de recordarla. No pensaba en Stoker en realidad, pero a falta de otro lugar escribo eso acá. Stoker todavía resiste a un día de verla. Es una película estilizada con una estética visual y una edición pensadísimas. Hay varias tomas menores que lograron intrigarme: perspectivas extrañas en diálogos, o movimientos de cámaras súbitos en medio de lo que sería por lo general estático. Es sutil en su narración pero sabe ser salvajemente explícita un par de veces para dejar claro que habla en serio. La violencia es más sugerida que representada. El escenario es intrigante y los personajes son robustos, no se dejan estereotipar al primer ni segundo tercio. Varias veces me pregunté ¿y ahora qué va a pasar? con curiosidad genuina. El guión controla la información con gusto, sin trucos sucios. La primera película en inglés de Park se resiste a la presión anglo por sobre explicarlo todo. Tal vez el cierre no es desconcertante pero es lo suficientemente bien construído como para que sea satisfactorio. Y la cara de Mia Wasikowska es preciosa. Sólo por eso la volvería a ver otra vez.

Fantasmas contra Extraterrestres

La edición de Fantasmas contra Extraterrestres corrió a cargo de Inga Pellisa, que contuvo con valentía el ya mítico espíritu indómito del autor. Yo hice las lecturas de rigor, sugerí unos cuantos cambios en pos de la legibilidad y monté el libro en formato digital. Todo lo que esté mal es mi culpa.

Fantasmas contra Extraterrestres es un relato de Javier Avilés que decidimos editar en formato digital y distribuir gratuitamente en línea imitando el esquema que propuso Radiohead para In Rainbows, i.e., descargue ahora y si le nace pague después (o nunca). Una vez más queremos explorar en plan punk formas de prescindir de intermediarios (o al menos reducir su cuota) para distribuir a bajo costo buena literatura, ojalá con alguna compensación para el que escribe. Dado que el autor es Avilés, la historia rehuye cualquier posibilidad de resumen así que no me desgastaré intentándolo. Sólo diré que habla sobre videojuegos, extraterrestres antropomorfos (o no), ectoplasmas, moralismo alemán, viajes en barco, descensos a los infiernos, ciencia ficción y, por supuesto, Beckett. En la primera edición que colgué había borrado por error todas las apariciones de la palabra “juego” del cuento. El efecto era inquietante, especialmente considerando que la narración orbita alrededor de un juego de video sobre una invasión extraterrestre a un mundo abandonado a los fantasmas. Varios de los primeros lectores pensaron que era un recurso deliberado. Este problema (¿por desgracia?) fue resuelto en la versión que ahora está disponible. Como siempre, lean y difundan.