Rango Finito

fotoscódigoobservatorioshermanocerdo temas plots

inglés

Encuentros cercanos

Hoy había una mujer colombiana con su hija de brazos en la piscina. El acento en inglés la delataba. El marido, también hispanohablante, la esperaba afuera de la piscina. Cuando Laia y Mónica se acercan a otros niños, no importa el idioma del niño, Mónica siempre le habla a Laia en español. Mi impresión es que hay bastantes expresiones en español que Laia entiende y no tiene sentido hablar en inglés “por cortesía” en ese contexto. (“Salude, Laia”, por ejemplo.) Total es que Mónica y Laia se acercaron a la mujer y su hija y Mónica habló en español y esta mujer siguió tercamente sosteniendo su inglés para hablar con Mónica, con Laia y con su hija, como si al usar el español se humillara o arriesgara su asimilación a Canadá. Me dio pesar.

Tercer ciclo lunar

Cada vez la risa es más frecuente aunque creo que todavía no me reconoce totalmente. Tampoco reconoce su nombre. A veces duerme bien y a veces duerme mal. Todavía no entendemos de qué depende. Los manuales proponen la creación de una rutina pero mi impresión es que la rutina (si se le puede llamar así) la impone ella. Igual no es malo: es divertido adaptar la vida a los designios de una pequeñita déspota sonriente que hace globos de baba. Hace un par de días estuvimos hasta las dos y media de la madrugada conversando. Creo que me quedé dormido antes que ella.

El control de las manos ha mejorado muchísimo. También su visión. Ahora puede tocar lo que quiere tocar (dentro de un margen de error de unos cinco centímetros). Adora los móviles. Queremos llenar el techo con todos los que podamos encontrar. La ropa que antes parecía inmensa ahora apenas le queda. Ya empezamos a usar la ropa que corresponde a los tres a seis meses y a prescindir de la otra.

Hace un par de días, durante el baño, redescubrió sus pies.

Janak vino a visitarla por cinco días. Jugamos Dance Central 2. Nos fue conferida la misión de asegurarnos de que Laia pronuncie apropiadamente las palabras “out”, “about” y “sorry”. Según Janak, el acento canadiense sobre esas palabras es fonéticamente ofensivo para el angloparlante de bien.

La licencia de maternidad de Mónica termina hoy. Mañana regresa al trabajo. Este año (“académico”) Laia será mi única ocupación. Tal vez escriba y programe por las noches, dependiendo del cansancio. Durante los primeros días iré con Laia a la universidad al mediodía para que reciba un almuerzo. De resto, la alimentación diaria dependerá de mi habilidad con los teteros y su disposición a la resignación. Esperamos que no sea necesario utilizar leche de fórmula. Durante el último mes Mónica se ordeñó regularmente y tenemos una buena provisión en el congelador. A ver cuánto aguanta.

Regret

So you want to kill yourself. That’s good. That’s PURPOSE. I’m not going to try to change your mind. I trust you: you’ve thought about it and really know what you’re getting into because, let me tell you, death is not easy, nice or final. It hurts like hell and you feel, trust me on this one, that it will never end (and in a way it doesn’t—the agony is eternal). Thus I assume you’ve considered your options and after some analysis you’ve come to the conclusion that dying is the only way out of your current (and most certainly tragic) situation. I am actually kinda proud of you for being so mature and rational about this. I respect you. Most folks come here saying that they want to kill themselves and when I ask if they’ve gone over the prerequisites they’re like what the fuck, boet, I thought you were gonna help me, so I have to tell them that my services are only for those who have done the deeds. I am not really judging them nor doubting their sincerity. I understand my position: they pay, I facilitate their demise. I don’t care if they’re dead or alive, but I want to minimize the chances of regret. It’s happened to me before: they die and then they come back complaining about the aftershit. It’s not as good as they hoped it would be. There is no heaven. I hate the food. The music is cheap. What did they do to my grandmother. That sort of crap. Or they’ve just realized that there was a trivial solution to their stupid personal dilemma but now it’s too late for that and they hate me for having so effectively done my part. That’s what I try to prevent. I don’t like ghosts flying around my room at night, screaming in sorrow and calling me names. It’s exhausting. I already have my wife and children for that.

[Flash 9 is required to listen to audio.]