Es festivo en Canadá, pero Mónica tenía que ir al laboratorio a recolectar tejido (eufemismo para el sacrificio ritual de roedores mutantes y subsecuente extracción de cerebros), así que fuimos juntos. Trabajé en su oficina mientras tanto. Por la tarde descansamos en la casa. No hay nada abierto. Haré unas pastas para la comida. Ya las hice. Ya me las comí. Esta es Mónica en modo biohazard: