Rango Finito

fotoscódigoobservatorioshermanocerdo temas plots

laia

4

Laia cantando ayer. Ahora uso Instagram ocasionalmente. Sería bonito que estuvieran prohibidas las palabras y sólo se pudiera responder con imágenes o videos. Las palabras son más ruidosas que las fotos. Entre menos ruido mejor.

29

El llanto de Laia mientras le sacaban sangre ayer me sacó lágrimas. Intenté no mirar mientras la rodeaban dos enfermeras que sostenían su bracito al tiempo que Mónica la cargaba. Lloró poco, en realidad, pero era llanto de dolor. Usualmente Laia llora por frustración y una distracción súbita la consuela. La presencia del dolor es más difícil de ignorar. Cuando se acabó me estiró los brazos y la cargué. Me abrazó muy fuerte y yo a ella también.

30

24

22

20

Mañana nos vamos de aventura por quince días a cambiar de paisaje. La vida de pueblo es agradable y tranquila pero la soledad y falta de vida de ciudad cansan. Vamos a ver amigos y a hundirnos en multitudes. Tal vez reduzca las palabras acá y compense con fotos. Sigo comprometido a la entrada diaria aunque no sé para qué. Para lo de siempre, me respondo. Laia quiere que le lea libros todo el tiempo. El mismo libro una y otra vez. Cuando se cansa trae otro y lo reemplaza. No sé bien qué le dicen esos cuentos que le leo. Son sencillos. Son las palabras reiterándose hasta que dejan de ser ruido y empiezan a decir algo. En uno de los libros, al final, la mamá le da un beso de buenas noches a la hija y le dice que aunque realmente la cansa ella la quiere de todos modos. La hija le responde que ella también la quiere de todos modos. Así se siente. Es una muy buena descripción de la mecánica de la relación a esta edad. Nos queremos de todos modos, pese a todo, desde una profunda incomprensión mutua.

16

Tengo la impresión de que desde hace un tiempo las posibilidades de maniobrar el curso de la vida se han reducido, como si las variables que determinan la solución ya hubieran sido establecidas y a partir de ese momento todo prosiguiera en piloto automático sin posibilidad alguna de intervención. En parte por eso las aspiraciones propias pierden sentido más allá de mantenerse vivo y en buen estado unos años para poder ver a la hija crecer y despegar.

15

11

Los libros de hojas de cartón duro son ideales para esta edad. Resisten perfecto el trato característico de la motricidad fina en desarrollo. Laia elige uno y me pide que lo leamos. A veces ella pasa las páginas. Me enseña los dibujos con el dedo. Pide explicaciones. Hace sus ruidos. Reconoce gatos, elefantes y niños. Otras veces nos acostamos uno al lado del otro y yo llevo el control del libro. No le basta con que le muestre el libro sino que quiere que se lo lea, lo que implica por lo general traducir pequeñas frases o palabras pues tenemos pocos libros en español. Traducir o inventármelas. Algunos libros, la mayoría, tienen mejores dibujos que palabras así que no me importa tener libertad a ese nivel. De todos modos poco a poco necesitaremos más libros en español para que ella pueda aprender a leer. Además del libro de Isol a Laia le gustan los libros del elefante Élmer de David McKee. Tenemos dos traducidos al español: uno sobre el clima y uno sobre los animales. También tenemos algunos de Chigüiro de Ivar Da Coll. Esos son de hojas de papel así que requieren más cuidado. Había uno de animales de hojas compuestas de algo parecido a espuma que ella esencialmente se comió durante la ansiedad por morder que acompaña el nacimiento de los primeros dientes. La edición de hojas duras de Olivia, de Ian Falconer, ha sido muy apreciada. Y The Big Book of Words and Pictures de Ole Könnecke es un tesoro al que siempre se puede regresar con gusto. También tenemos algunos libros baratos de dibujos que le permito deshojar libremente. Cada tanto le leo unas páginas de alguna novela de Roald Dahl o de la edición con comentarios de Martin Gardner de Alicia. Todavía no le llaman mucho la atención. Prefiere los dibujos coloridos.

The-Big-Book-of-Words-and-Pictures-Muiscal-Instruments

*

Una serie más de gráficas de Pisa Colombia 2012 alrededor de una pregunta de autovaloración en matemática:

autovaloracion
En un eje su autovaloración y en el otro el puntaje que sacan en la prueba de matemática diferenciado por género.
autoevaluacion-genero
Fracción de muchachos y de muchachas en cada respuesta.
autovaloracion-total
Porcentaje en cada respuesta sin diferenciar por género.

10

Fiebre de Laia y poca cabeza en general. Sigo mirando los resultados de Pisa. Esta es una de esas gráficas que siempre me impresionan:

puntajes de pisa colombia
Puntajes de matemática y lectura de todos los colombianos evaluados por Pisa 2012, con un código de color los diferencio por género.

Y otra que me parece graciosa:

numeros propios
Los números propios son un concepto inventado por los evaluadores. Incluyen esa pregunta para medir overclaiming (¿traducción?) de los estudiantes. Clic para verla grande.

En su defensa, no siempre son así de descarados (o de pronto “números propios” suena muy cercano a otros conceptos de uso común y los confunde):

escsubj
Clic para verla grande. De nuevo, la escala subjuntiva es un invento de los evaluadores.

8

Diecisiete meses en este planeta. Todavía no sé qué quiere aunque creo que me quiere. No es claro que sepa que soy distinto de Mónica. Sospecho que nos considera dos materializaciones de la misma entidad primigenia que es fuente y sentido de todo lo concebible (especialmente de leche). Mi materialización es jerárquicamente inferior a la otra, eso sí. Ayer vio dos percherones inmensos que recorrían el barrio arrastrando un vagoncito navideño. A su escala la visión debió ser muy imponente. A mi escala todavía lo era. A modo de reverencia ejecutó un pequeño baile ritual. Le encanta la música.

Su habilidad para comunicarse sigue siendo esencialmente no verbal. Tengo la sensación de que incluso ha perdido vocabulario a cambio de onomatopeyas (perro, gato, elefante, monstruo, samurai, león, pato). Por otro lado, durante el último mes empezó a interesarse por los libros. Los trae para que se los lea aunque a veces se desentiende a la mitad. Los conoce por el nombre. Su favorito trata de un niño que encuentra a un patitito de hule y, simétricamente, de un patito de hule que encuentra a un niño. Ese fue un regalo de Katherine, a quien conoceremos a final de mes.

La alimentación y la dormida han mejorado ahora que la boca dejó de ser un campo de batalla y se actualizó en número de dientes. De todas formas a veces todavía se despierta en medio de la noche a llamar a la entidad dual que llama mama. Mama, por su parte, duerme en la sala en el colchón del sofá cama mientras logra adecuar el cuarto de los chécheres como cuarto de chécheres y niña en estado salvaje. Estamos a poco de lograrlo. Nuestro sueño es el mayor beneficiado aunque la espalda se resienta. Calculo que para el final de la semana volveremos a nuestra cama. Hoy bajamos un aire acondicionado pesadísimo al depósito.

El experimento continúa su curso.

7

En parte por Laia y en parte por mi ansiedad reciente por no morirme tan pronto ahora le prestamos mucha más atención a la comida que compramos y en especial a la carne. En el supermercado toda la carne de res es de criaderos industriales (así que sólo comemos carne muy ocasionalmente, cuando pasamos por el mercado hipster del centro) pero entre las opciones de pollo hay unos paquetes de pechuga orgánica por ahí al doble del precio del resto del pollo disponible que aclara muy visiblemente en la etiqueta todo lo que NO hacen con ellos (no toman antibióticos, no reciben hormonas, no comen forzados, no son caníbales, etcétera.) También hay pollos enteros con esas mismas características. Ante el estante del pollo todavía dudo a veces por culpa del precio, pero a punta de leer regularmente la lista de particularidades de los pollos orgánicos desde hace poco me entra una desazón profunda y me pregunto por qué tiene que ser el pollo sano el que trae aclaraciones y no el de criaderos industriales. Tal vez en una sociedad más evolucionada y responsable pero todavía carnívora será el empaque de pollo de criadero industrial el que traiga una lista detallada de todo lo que le hacen, administran e inyectan. Entonces la gente sabrá qué es exactamente lo que paga por ese precio.

Foto de una granja de pollos en Ontario en 1945.

6

Laia me da besos en la nariz y también abrazos. Espero seguir recibiéndolos con regularidad durante toda la vida que me quede.

Samurai

— Laia, cómo hace el samurai.
— ¡Yai!

Boca

Se mordió la lengua, tiene una pequeña ampolla en los labios y le están saliendo cuatro dientes al mismo tiempo.