Rango Finito

fotoscódigoobservatorioshermanocerdo temas plots

maestros

1

Los resultados de Pisa merecen atención pero también cuidado en su interpretación. Pisa, como todo examen, evalúa un contenido dado. Se parte del supuesto de que este contenido es estándar. Se asume que el diseño del examen toma en cuenta sesgos culturales. ¿Qué tanto? Es difícil de saber. Sin duda Pisa se acomoda mejor al sistema educativo de ciertos países que a otros. En últimas lo que Pisa mide es la cercanía del sistema educativo de un país al ideal que la organización propone. No creo que las personas al frente de la educación colombiana tengan claro cuál es ese ideal que Pisa promueve implícitamente con su examen. (Es discutible (o debería serlo) que ese sea un objetivo que debamos adoptar, por cierto.) Ni siquiera creo que esas personas tengan algún objetivo claro en mente. La verdad es que el sistema educativo colombiano está tan a la deriva y su existencia es tan difusa que es casi imposible tomar los resultados de Pisa como demostración de algo distinto a su abandono. La capacidad del examen para evaluar algo profundo (estilo “la capacidad de los muchachos para resolver problemas” — de paso: ¿cómo se puede esperar medir con un examen escrito la capacidad para resolver problemas cotidianos de unos muchachos que no saben leer ni escribir?) es contingente a que contemos con un sistema educativo relativamente organizado y mínimamente funcional, cosa que en Colombia, no nos mintamos, todavía no existe. En tanto que la calidad del sistema educativo dependa de la buena voluntad de héroes anónimos dispersos rodeados de un mar picado de mediocridad los resultados lamentables en las pruebas Pisa no hablarán de maestros ni de estudiantes ni de colegios sino de la ineptitud de los políticos y funcionarios y su desprecio más que evidente por el futuro del grueso de los colombianos.

19

Gracias a José Rafael Espinosa conseguí una base de datos con los resultados de las pruebas Saber 11 de 2011 a nivel de estudiante (~572K entradas). No tiene los resultados de la prueba discriminados por área, sólo el promedio, pero para compensar tiene como 180 variables con datos sobre el estudiante y su entorno. Todo un banquete para este humilde lector de tablas.

Arranquemos con una gráfica que hace rato me debía, mirando cómo los resultados de la prueba cambian de acuerdo al nivel socioeconómico (medido por el “estrato”) del estudiante. Para enriquecerla diferencio colegios privados de públicos. Todo es más o menos como se espera:

saber-estratos-tipodecolegio

Entre más plata, mejores resultados. Menos promocionado pero también bien sabido: las diferencias en resultados entre colegios públicos y privados no son tan drásticas si se toman en cuenta las condiciones socioeconómicas de las familias de los estudiantes. Para entender el comportamiento de las distribuciones de colegios públicos en los estratos altos hay que tomar en cuenta de cuántos muchachos hablamos en cada grupo:

cuentas-colegios-estratos
Estrato 4: 3657 en público y 16258 en privado. Estrato 5: 452 en público y 7292 en privado. Estrato 6: 156 en público y 4634 en privado.

Mejor dicho: a partir de estrato cuatro las familias prefieren fuertemente los colegios privados para sus hijos. Y ahí es más o menos donde empieza la desigualdad.

*

Otra curiosidad: ¿Qué diferencia hace en los resultados que los padres del estudiante sean maestros?

papamaestro-promedios

Pero claro, si un papá es maestro es probable que la familia sea de estrato medio alto y a eso se deba la diferencia. Miremos cómo se distribuyen los hijos de padres maestros por estrato:

cuentas-padresmaestro-estrato

Tal vez esa es la razón de la diferencia. Otra posible razón es el tipo de colegio que eligen para sus hijos. De la gráfica de arriba sabemos que en estrato tres los estudiantes de colegios públicos todavía superan a los de colegios privados. ¿Pasa lo mismo si nos restringimos a hijos de maestros? ¿Y qué hay de los hijos de padres que no son maestros?

cuentas-estratos-maestros

Hipótesis: los maestros colombianos prefieren que sus hijos estudien en colegios privados.