Rango Finito

fotoscódigoobservatorioshermanocerdo temas plots

meta

Incapaz

Resultó que este fin de semana es acción de gracias así que el lunes no trabajo. Tal vez debería hacer pausas del diario los fines de semana para ver si la pausa contribuye así sea mínimamente a mejorar el contenido aunque no creo que haya redención por ese lado. El diario sirve para reconocer un vacío (¿una incapacidad?) y permitirle ser. No sé si para eso esté pero sin duda cumple ese servicio. Me recuerdo que esto que armo a retazos acá es un espacio para el contacto distante, a veces a través del tiempo, con personas que me inventan. No es un diario en la norma en tanto que no es un compendio de intimidades reseńadas periódicamente sino más bien un intento de crear y sostener una conversación así sea falsa. Sobre todo por la costumbre, por la nostalgia de las voces que alguna vez contuvo, pues ya casi todas se han ido. De pronto nunca estamos de veras acá. Pero entonces no sé dónde estamos.

152

Este es un diario para no contar los días, solo contarlos. O sea para frenar el paso del tiempo pero seguir olvidando. Sostenerlo nomás y verlo volar.

Domingo (Vida anticipada)

Para aprovechar el tiempo (y para evadir el futuro), escribo las entradas de este diario anticipadamente, los domingos, y luego programo su publicación automática los días correspondientes. Tal vez lo han notado. Empezó como un juego puntual pero ya llevo dos meses en estas. Hacerlo me libera de la responsabilidad tediosa de actualizar diariamente, no tengo la disciplina para eso, pero crea el problema del empate entre la vida programada, basada en la extrapolación de rutinas sostenidas y el no muy confiable pronóstico del clima del domingo, y las contingencias reales. Para compensar, me esfuerzo por llevar una vida cuidadosa, tranquila y sin eventualidades, que se ciña tanto como sea posible al plan semanal propuesto. Para constatarlo, cada día por la noche, antes de dormir, leo la entrada del diario y hago una evaluación de lo que soy con respecto a lo que debería ser. Esto me ayuda a refinar mis predicciones. Pienso, para frustrarme, en todo lo que creí que haría pero no hice ya sea porque no quise, porque lo olvidé, o porque no tuve tiempo o lugar para hacerlo. He notado, con preocupación, que casi nunca me alejo demasiado de mí mismo. Cada vez aspiro a menos.