Rango Finito

fotoscódigoobservatorioshermanocerdo temas plots

mónica

Sábado

Despierto a las dos y media. La mamá de Mónica y sus hermanas llegaron a las tres y media. Traían varias maletas y muchos regalos para Mauricio. También algunos antojos que incluyen abasto de achiras para dos años. A las cuatro me fui a dormir. Ellas se quedaron hablando hasta las cinco. Me desperté a las ocho. Lavamos ropa de Mauricio por la mañana. La tropa tardó en despertarse. Hablan y hablan. Hace muchos años que no estaban las cuatro juntas. Fuimos a comer vietnamita, luego al parque y finalmente a un café. Plinio está un poco angustiado con tanta gente. Gonta disfruta montones toda la atención que recibe. Es una diva. Yo soy más como Plinio que como Gonta, así que aquí estamos los dos en el cuarto mientras ellas ven en la sala un DVD de Andrés López que trajeron. Plinio se esconde debajo de mis piernas y duerme intermitentemente con la cabeza recostada en mi pie. Yo leo, trabajo y procrastino. Somos un buen equipo. Quiero mucho a mi gato.

Miércoles

Trabajo en asuntos pendientes por la mañana. Demasiadas cosas por hacer. Limpio, ordeno y decoro mi zona de trabajo (ahora reubicada en lo que espero convertir en un estudio). También pego un par de afiches en las paredes. Creo que al estudio le hace falta un sillón para leer. O un diván. Y una estantería para libros. Desayuno huevo frito con pan tostado y te verde. Se me olvida almorzar. Recuerdo que debo comer cuando Mónica ya está por regresar. Lavo los platos, tiendo la cama y limpio la cocina. Ahora (por fin, tras tres meses de obras) hay de nuevo andenes afuera. El cemento estaba fresco y eso es siempre tentador para el artista vandálico que hay en mí. Me contuve. Cenamos temprano unas pastas con pesto. En el fondo, durante la mañana, escucho apartes de las entrevistas a Kurt Cobain que hacen parte del documental (que no tiene mucho de documental) About a son. Cuando niño, Cobain pensaba que venía de otro planeta. Por la tarde escucho Nevermind en bucle. Cuando me canso hago lo mismo con Bleach. De repente estoy de regreso en 1993. Pareciera como si a Cobain le doliera cantar. En las entrevistas habla de su dolor de estómago y cómo la heroina dizque lo resolvía. También habla del orgullo (y supuesto sentido de responsabilidad) que le despertaba el nacimiento de su hija y cómo quería ser el papá para ella que su papá no había sido para él. Pero luego se mata cuando la niña (que acaba de cumplir dieciocho años, por cierto) tiene veinte meses. Es triste. Hace unos minutos vimos el video de presentación de la zona de partos del hospital donde nacerá Mauricio. En quince minutos dijeron todo lo que yo quería saber y el curso prenatal no había sido capaz de explicarme en tres sesiones de dos horas cada una. A Mónica le duele la espalda. Aquí está una foto de la panza hoy, con su camiseta de panda.

Jueves

Tengo puesta la camiseta de MeetUp que me regaló Mercedes. Por la mañana me sentí un poco mal así que al medio día Mónica vino a acompañarme. Comimos hígado del que hice ayer. Por la tarde necesitaba un poco de entretenimiento ligero (y aire), así que a las tres fuimos a ver The Sorcerer’s Apprentice. Resultó mejor de lo que esperaba, pero debo advertir que yo no esperaba nada. Luego de cine fuimos a la librería de usados en Richmond y compré algunos libros de Roald Dahl para Mauricio (The Twits, The Witches, The BFG y Going Solo, que es más para mí). También compramos The Wind in the Willows y una engendro llamado The Bad Child’s Book of Beasts/More Beasts for Worse Children/A Moral Alphabet. Mónica, por su parte, compró una guía de aves de norteamérica para identificación en campo. Ah, sí: por la mañana, temprano, encargué un Kindle Wi-Fi en Amazon. Llegará al tiempo con el parto.

Domingo

Me levanté a las seis. Leí un rato y escribí e-mails. Luego volví a acostarme y dormí un par de horas más. Desayuné leche merengada helada con canela. Después de bañarme y vestirme fui al supermercado a comprar un par de cosas que olvidamos ayer. Un carro intentó arrollarme cuando regresaba. Mónica prepara un tajine con codornices y cebolla. Suena Flaming Lips: “I don’t know where the sun beams end and the star lights begins. It’s all a mystery. And I don’t know how a man decides what’s right for his own life. It’s all a mystery.